Lunes, 22 de abril de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El sector porcino brasileño sigue sufriendo las consecuencias del embargo ruso


Tras más de dos meses de embargo por parte de las autoridades rusas a la importación de carne de cerdo procedente de Brasil, los porcicultores e industriales cárnicos de porcino de este país están pasando por dificultades ante la reducción de las exportaciones hacia Rusia.

En la última semana, en una de las inspecciones realizadas se encontraron muestras de bacterias en uno de los envíos procedentes de una empresa del estado de Santa Catarina. Otras de las restricciones se han producido por la presencia de residuos de productos veterinarios tales como antibióticos.

Según el presidente de Abipecs, Pedro Camargo, el problema se encuentra en la diferencia de criterios existente, entre las autoridades de los dos países, a la hora de dar el visto bueno a la importación de un producto. Según afirma, "es una negociación entre gobiernos y nos gustaría que tanto el Ministerio de Agricultura como el de Relaciones Exteriores y el de Desarrollo y Comercio Exterior tuvieran una posición común para que Rusia explique mejor lo que está ocurriendo".

Debido al rechazo de la carne procedente de Brasil, un total de 21 empresas cárnicas han dejado de exportar a Rusia. En el mes de julio las ventas se redujeron de 15.000 t a 4.000 t.

Esta reducción ha provocado que haya más cantidad de carne de cerdo en el mercado brasileño, a un precio más bajo, lo que está perjudicando a los productores, según afirma Camargo.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos