Sábado, 21 de septiembre de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El proyecto europeo Nafispack finaliza con la formulación de los nuevos desafíos sobre los envases activos


Los datos sobre alimentos que acaban en la basura en Occidente son preocupantes. Dependiendo de los países, se estima que entre el 15 y el 30% de los alimentos se desechan, a tenor del informe "SaveFood", promovido por la FAO, procedentes de hogares, distribución, instituciones o empresas hosteleras.

Los envases activos tienen como objetivo optimizar las condiciones de conservación de los alimentos, permitiendo aumentar su vida útil y reduciendo de esta forma las cantidades de alimentos desechados. Un envasado adecuado reduce drásticamente los desechos tanto de comida como de materiales de envasado, con el consiguiente ahorro de energía y materias primas.

El desarrollo de estos envases, sin embargo, está sujeto al cumplimiento de diversos requisitos impuestos tanto por las demandas industriales, comerciales y de mercado para obtener la aceptación de los consumidores, como por las legislaciones vigentes tanto desde el punto de vista de la seguridad alimentaria como ambiental.

Los estudios realizados por los miembros del proyecto Nafispack incluyen pruebas de efectividad de diferentes compuestos antimicrobianos de origen natural; pruebas de incorporación en materiales de envase mediante el uso de distintas tecnologías de procesado, y pruebas de evaluación para asegurar que no se han degradado al incorporarlos al material de sustrato, así como que los antimicrobianos se mantienen efectivos tras el proceso. También se han llevado a cabo pruebas de aplicación industrial, pruebas de envasado de alimentos y vida útil, así como evaluaciones de la sostenibilidad de los nuevos desarrollos.

Los distintos estudios se han realizado teniendo en cuenta una perspectiva empresarial, contando con la participación activa de empresas de procesado de alimentos. La investigación ha determinado qué sustancias naturales son las más adecuadas para cada tipo de alimento considerado o cómo ajustar las cantidades para optimizar el proceso.

El proyecto Nafispack, financiado por 7º Programa Marco de la UE y en el que han participado 17 socios europeos, ha desarrollado además indicadores sobre la frescura de los productos, indicadores que pueden producirse a bajo costo, de forma que el precio de los mismos no sean un obstáculo para la implantación de los envases inteligentes. Entre los resultados más esperanzadores del proyecto destaca la eficacia de los materiales activos e inteligentes y su fácil implementación industrial, sin que sea necesaria la modificación de la maquinaria industrial para su procesado o envasado.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos