Jueves, 19 de septiembre de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El consumo de carne de vacuno desciende en Argentina al nivel más bajo de su historia


El consumo de carne de vacuno en Argentina es actualmente de unos 53 kilos por persona al año, el nivel más bajo del que se tenga registro en el país, cuyo inventario de ganado bovino supera al número de habitantes, según las estadísticas oficiales y privadas, consultadas por Efe.

En los dos últimos años, este consumo retrocedió un 22%, dentro de una tendencia bajista que viene de antes y se debe a un "déficit estructural" en la producción bovina provocada por el intervencionismo gubernamental, aseguró Miguel Schiariti, de la Cámara de la Industria de la Carne.

Opinión compartida con otros expertos del sector agropecuario, que matizan que la ganadería sufrió además fuertes pérdidas por la sequía de 2009, lo que contribuyó a un fuerte encarecimiento de precios que favoreció al consumo de pollo, en alza desde hace dos décadas.

Entre 2006, cuando empezó "una mala política ganadera", y 2009 se perdieron 12,5 millones de cabezas de ganado vacuno, el equivalente al 18% del inventario, destacó Schiariti, autor de un informe de la industria frigorífica sobre los males del sector. El inventario del ganado vacuno bajó de los 58 millones de cabezas de 2007 a los actuales 48 millones, sobre todo en las vacas reproductoras vendidas a causa de la bajada de la rentabilidad del sector, explicó. "Recuperar el inventario es un proceso muy largo. Como somos optimistas,... que se tardará entre cinco y siete años, pero hay otros que dicen que habrá que esperar hasta 2020", comentó el experto.

Como los ganaderos retienen vacas para recomponer su inventario, se calcula que la producción de carne vacuna alcanzará este año a unos 2,6 millones de toneladas.

Los precios de la carne de vacuno aumentaron un 180% en los últimos 18 meses, hasta situarse en un promedio de 32 pesos (7,5 dólares) por kilo, más del doble que el de la carne de pollo, según estadísticas privadas. El consumo se situó en unos 53 kilos por habitante al año frente a los 66 kilos de 2000 y los 98 kilos registrados en 1958, el registro oficial más antiguo, según el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina.

Las estadísticas oficiales indican que en los primeros ocho meses de este año Argentina exportó 105.310 t de cortes de carne bovina con una bajada del 17% frente a igual lapso de 2010, cuando colocó en el extranjero un total de 184.287 t.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos