Viernes, 18 de octubre de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Confecarne se reúne con Carlos Cabanas para plantearle las inquietudes de la industria cárnica sobre bienestar animal y los resultados de las inspecciones veterinarias


Miguel Huerta y Josep Collado, secretarios generales de Confecarne, han mantenido recientemente una reunión con Carlos Cabanas, director general de Producciones y Mercados Agrarios del MAGRAMA, y con Esperanza Orellana, subdirectora general de Productos Ganaderos.

La reunión ha sido valorada como muy constructiva por parte de Confecarne y en ella, la confederación ha expresado su preocupación por los resultados negativos de las visitas de inspección realizadas por la Oficina de Inspección Veterinaria de la UE. Ante esto, desde Confecarne se ha reclamado un plan de acción coordinado para evitar que una imagen negativa perjudice al sector cárnico, actualmente volcado en las exportaciones. Dicho plan, según Confecarne, debe ser coordinado por el Ministerio de Agricultura "a la vista de la falta de eficiencia de la AESAN hasta el momento para llevarlo a cabo", afirman en un comunicado.

Otro de los temas tratados en la reunión ha sido la puesta en marcha del Reglamento 1069/2009 sobre bienestar animal durante el sacrificio. Este entrará en vigor el próximo 1 de enero y Confecarne se ha ofrecido para asegurar su cumplimiento. También existe otra normativa sobre bienestar animal, dirigida a las explotaciones de ganado porcino que también entra en vigor en 2013.

A este respecto, Carlos Cabanas manifestó que se prevé que pueda ser cumplida por el 80-90% de todas las granjas porcinas. Las que no lo cumplen son explotaciones de pequeña dimensión y, e no adaptarse, deberán cerrar, algo que podría tener consecuencias para el acceso a la materia prima por parte de las industrias cárnicas. Confecarne también solicitó el apoyo ministerial para la aprobación del reglamento que reautorice el uso de harinas cárnicas dentro de la alimentación.

También se habló en la reunión sobre los análisis de triquina y Confecarne pidió que se definan correctamente los términos de alojamientos controlados en el ganado porcino para que aquellos animales que han sido criados dentro de este tipo de explotaciones ganaderas no tengan que ser sometidos a controles de triquina, abaratando así los costes de inspección veterinaria.

Por último, Confecarne solicitó que la futura modificación de la Norma del Calidad de los productos del cerdo ibérico "evite los extremos", añadiendo además que las peculiaridades del cerdo ibérico extensivo deben ser defendidas en Bruselas "especialmente en relación con cuestiones como la eventual prohibición de la castración".

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos