Domingo, 25 de agosto de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Estudian la adición de antioxidantes procedentes de la industria agroalimentaria en la dieta del ganado ovino


Investigadores del Área de Producción Animal del Campus de Palencia de la Universidad de Valladolid trabajan, desde hace cinco años, en la mejora de la calidad nutricional, funcional y tecnológica de los productos del ganado ovino (leche y lechazos) de raza churra, informa DICyT.

Hasta el momento, el equipo científico dirigido por la doctora Teresa Manso ha determinado que el uso de aceites en la alimentación de este ganado durante el inicio de lactación permite incrementar el contenido de algunos ácidos grasos con efecto beneficioso para la salud humana en la leche y en la carne. El próximo paso de los investigadores será estudiar la adición en la dieta de compuestos procedentes de la industria agroalimentaria con posible efecto antioxidante.

Las pruebas realizadas hasta ahora “permiten establecer cómo la suplementación con grasas de origen vegetal, aceites y semillas de oleaginosas ricas en ácidos grasos poliinsaturados, incrementan el contenido en ácidos grasos de este tipo, en ácido linoleico conjugado y mejoran la relación de ácidos omega 3 y omega 6 en la leche y en la carne”, ácidos grasos beneficiosos para el organismo, según informa Teresa Manso.

En este sentido, el equipo científico ha conseguido producir carne de lechazo con un perfil de ácidos grasos más saludable. Sin embargo, añade Manso, “el aumento en el grado de insaturación de la grasa de los corderos la hace también más susceptible a la oxidación y a cambios en las características organolépticas, de procesado y de conservación de la carne”.

Una de las estrategias utilizadas habitualmente para mejorar la conservación y prevenir la oxidación de la carne es la utilización de antioxidantes en las raciones del ganado. “En muchas ocasiones, se utilizan antioxidantes de síntesis cuyo uso esta bastante restringido en algunos países y cuya eficacia es bastante limitada en algunos casos”, señala la experta, quien añade al respecto que existe un “gran interés” por desarrollar antioxidantes de origen natural con posible utilización en alimentación animal.

El grupo de investigadores del Campus de Palencia llevará a cabo un nuevo trabajo centrado en estudiar el efecto de la incorporación de nuevas materias primas procedentes de la industria agroalimentaria de Castilla y León en las raciones del ganado ovino, “con posible efecto antioxidante sobre la composición de la leche y de la carne de lechazo”. El objetivo final será, igualmente, “mejorar su calidad nutritiva, funcional y su conservación, y por tanto su vida útil”.

El uso de algunos subproductos de la industria agroalimentaria en la alimentación de rumiantes presenta además un doble interés, “por una parte permitiría aprovechar productos que de otra manera serían únicamente residuos, con la importancia que este tema presenta desde un punto de vista medioambiental y, por otra parte, reduciría el coste de la raciones”, destaca Manso. Este nuevo trabajo se financiará a través de un proyecto concedido dentro del Plan Nacional de Investigación y de la Consejería de Educación.

Asimismo, mediante el convenio suscrito recientemente con la Diputación de Palencia, se promoverá también el desarrollo de estrategias de alimentación del ganado ovino lechero de raza churra. El objetivo final del trabajo es integrar la información obtenida y elaborar conclusiones que permitan realizar recomendaciones concretas para optimizar los sistemas de alimentación del ganado ovino lechero de Castilla y León. Para ello, durante cinco meses se realizará un nuevo experimento con 48 ovejas de raza churra de la granja que la Diputación de Palencia posee en Allende del Río.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos