Jueves, 17 de octubre de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Continúan en aumento las exportaciones de carne ovina y caprina de Países Bajos


Según datos de la Interprofesional de Ganado, Carne y Huevos (PVE), en 2011 se ha mantenido el incremento de las exportaciones de carne de estas especies que viene produciéndose desde hace casi veinte años. En este último año, se han exportado 14.000 toneladas de carne y productos cárnicos, un 11% más que en el año precedente.

La tendencia es claramente creciente, ya que en 1995 se exportaron 3.500 t, en 2000 fueron 4.300 t y en 2005, 7.200 t, cifras que evidencian por sí mismas esta realidad. Si bien en valor absoluto las cifras no resultan elevadas, sí lo son en cuanto a la participación de la actividad exportadora en el conjunto de la actividad productiva del subsector.

En Países Bajos, según el Censo Agrario elaborado por la Oficina Central de Estadísticas (CBS), había 1,09 millones de cabezas de ambas especies en 2011, de las que 517.000 eran corderos, y 380.000 ganado caprino. Un total de 12.529 explotaciones tenían ovejas, mientras que en 3.541 había ganado caprino. Desde 1995 se puede apreciar una disminución de la cabaña ovina, ya que en ese año había 1,67 millones de cabezas, en 2000 y 2005 alrededor de 1,31 millones y en 2010 se contaban con 1,13 millones. Por el contrario, el número de animales de la especie caprina ha venido aumentando desde los 76.000 de 1995, los 178.000 de 2000, 292.000 de 2005, hasta estos 380.000 de este último año. Y ello a pesar de los problemas que planteó la fiebre Q en el sector, que se han traducido en una disminución del número de explotaciones con este ganado, pero también de ovino.

Las exportaciones de animales vivos han retrocedido, en cambio, desde 1995, año que alcanzaron las 550.000 cabezas, con un peso de 11.000 t, cifras que en 2000 fueron, respectivamente, de 532.000 cabezas y 12.000 t y en 2005 de 417.000 animales y 5.800 toneladas. El destino en 2011, de una tercera parte de estos animales ha sido Francia, la mitad del porcentaje de 1995, superada por Bélgica y Luxemburgo, con 38,8% del total, destino que solo representaba el 8% en 1995. Alemania, con el 18,1%, España 3,4%, e Italia 2,7%, son otros países importadores.

Las 14.000 t de carne y productos cárnicos han tenido como destinos principales Alemania 29,7%, Bélgica y Luxemburgo 20,5%, Finlandia 13,9%, mercado emergente en los últimos dos o tres años, Francia 8,8%, Italia 6,8%, Reino Unido 4,2% y España 1,4%.

El consumo es muy bajo en Países Bajos y está limitado casi exclusivamente a residentes de origen foráneo y a restaurantes y hoteles. Es muy poco habitual el consumo de carne de cordero en los hogares holandeses, si bien se encuentra en los lineales de los supermercados más importantes, por lo que la cifra estimada es de 1,4 k por persona y año. Esta cifra representa un total de 23.900 t que es casi coincidente con las 23.500 t de carne de estas especies objeto de importación.

Igualmente, los 740.000 animales sacrificados en 2011, generaron 14.200 t, cifra ligeramente superior a la de carne y productos cárnicos exportados. Existen siete mataderos que sacrificaron más de 25.000 animales en 2011, con un total de 292.000, y otros nueve que sacrificaron entre 10.000 y 25.000 cabezas, contabilizando 132.000 cabezas en total.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos