Jueves, 14 de noviembre de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Juan José Badiola propone un etiquetado de productos que informe al consumidor sobre el bienestar animal


Juan José Badiola, director de la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria y ponente en el curso "Bienestar animal: animales de producción y de experimentación. Repercusiones en la salud pública" que se realiza en el Centro Olavide en Carmona, ha defendido la necesidad de adoptar etiquetados que garanticen el bienestar del animal, de forma que la población conozca "qué animales han llevado una vida adecuada desde su producción a su sacrificio" repercutiendo positivamente en su salud, según informa EP.

Badiola ha destacado que actualmente en productos de origen animal como huevos, carnes o leche se indica que "no se han utilizado ciertos productos químicos, que los conservantes son los adecuados, el país de origen o donde se ha producido", pero falta el etiquetado que destaque el bienestar animal, aspecto que se pondrá en marcha en el nuevo Plan 2012-2015 de la UE.

"Aunque son animales destinados al consumo y a ser sacrificados, durante su vida tienen que tener derechos", ha criticado Badiola, que ha demandado una mayor concienciación social a través de asignaturas como "la de Ciudadanía" en la que se informe al menor de edad sobre qué productos son los más adecuados. En este sentido, alude a investigaciones para ahondar en los procesos de bienestar y las emociones del animal y su repercusión en el consumo en aspectos como "medir y valorar el estrés, la etología, los mecanismos cerebrales o como se comportan y sienten los animales".

También defiende que "salud y calidad supone más ahorro que el 2% de coste que implica la norma del bienestar animal", una novedad dentro del Plan 2012-2015 que ha impuesto la Unión Europea, que también apuesta por reequilibrar el sistema de bienestar animal, la calidad de los productos, fomentar las investigación, mayor formación de los profesionales o incluir un etiqueta que garantice la seguridad en los productos de origen animal. "El mal cuidado produce más muertes súbitas y pérdida de calidad en el producto", explica Badiola.

La salud pública "está muy relacionada con el bienestar" argumenta, ya que no cumplir con la normativa vigente da lugar a "carnes pálidas, húmedas, blandas y exudativas" tras el sacrificio, fruto de patologías como el estrés "que produce unos cambios bioquímicos en el organismo". Este estado de "no bienestar" puede transmitirse a los humanos a través de "patógenos peligrosos" consecuencia de las enfermedades que adquiera el animal en una vida "sin derechos ni bienestar", enfatiza el experto.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos