Jueves, 21 de junio de 2018
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Quejas en Gran Bretaña por la falta de datos sobre las exportaciones de carne procedente de animales no aturdidos


La British Veterinary Association (BVA) ha expresado su preocupación por la falta de información sobre las exportaciones británicas de carne de animales que no han sido aturdidos antes del sacrificio. Las últimas cifras de la Food Standards Agency (FSA) indican que el 22% de las ovejas y cabras (3 millones) no fueron aturdidas antes del sacrificio. Este es un aumento desde 2013 cuando se estimó que el 15% (2 millones).

BVA cree que todos los animales deben ser aturdidos antes del sacrificio y ha estado pidiendo el fin de la matanza sin aturdimiento en el Reino Unido durante varios años. Si se permite la matanza sin aturdimiento, BVA considera que la carne sin aturdimiento solo debe proporcionarse para que coincida con la demanda interna y no se exporte para el consumo.

En una respuesta a una pregunta parlamentaria de Kerry McCarthy, Defra admitió en abril que no tiene datos sobre la cantidad de carne no aturdida que se exporta. Esta falta de información ha sido puesta de manifiesto por el reciente anuncio del gobierno sobre un acuerdo comercial con Arabia Saudita que podría aumentar en gran medida las exportaciones de cordero británico y otras carnes, que podrían no ser aturdidos previo a su sacrificio.

La información que maneja BVA sobre el sector del cordero en este país indican que las exportaciones, especialmente a países de fuera de la UE, están detrás del incremento de un 14% en las ventas de carne de cordero de la UE en 2017. Ante esta situación, la asociación pide que se le facilite información sobre las exportaciones no inmovilizadas, en primer lugar, para determinar hasta qué punto el Reino Unido está exportando carne de este tipo con el objetivo de que se puedan tomar medidas potenciales para garantizar que no supera la demanda que tiene.

Otros países de la UE que permiten el sacrificio sin aturdimiento tienen medidas establecidas para limitar la exportación de carne procedente de animales no aturdidos para ayudar a garantizar que la carne sacrificada de esta forma llegue el mercado interno. Por ejemplo, Alemania exige que los mataderos soliciten una licencia al definir el número de animales que se someterán al sacrificio sin aturdimiento para satisfacer solo la demanda local.

El presidente de BVA, John Fishwick, asegura que su organización "seguirá presionando para que se ponga fin al sacrificio sin aturdimiento en interés del bienestar animal. Las últimas cifras de la FSA sugieren que una proporción considerable de ovejas y cabras que se sacrifican en el Reino Unido no son aturdidas y esto parece superar los requisitos de las comunidades religiosas que consumen carne sacrificada de esta manera.

"Es difícil desvelar los posibles factores que contribuyen a esto, pero un paso esencial sería proporcionar datos sobre la cantidad, si la hay, de carne procedente de animales no aturdidos que se exporta al exterior. Con el Brexit cercano y a la luz de los anuncios sobre acuerdos de exportación con países no pertenecientes a la UE, existe una necesidad apremiante de tener claridad sobre las cantidades y los destinos de las exportaciones", asegura Fishwick, quien recuerda que "si bien no es ilegal, si se exporta carne que debido a ritos religiosos no es aturdida, consideramos que esto está fuera del espíritu de la legislación que permite el no aturdimiento como una derogación de la ley para que se satisfaga las necesidades de las comunidades religiosas".


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2018 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos