Miércoles, 14 de noviembre de 2018
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Investigadores brasileños identifican genes que permiten la mejora del ganado vacuno


Por décadas, los programas de mejora de ganado bovino se han concentrado en promover un crecimiento rápido de los novillos. Ahora, se busca el mejoramiento de otras características, como una mayor terneza en la carne o mayor área del músculo en el ribeye. 

Durante la investigación de la raza cebuina Gir, investigadores de la Universidad Estadual Paulista (Unesp) identificaron 35 genes asociados a características como la reproducción, la composición de la leche y el crecimiento. Se trata de un paso fundamental para desarrollar nuevos linajes con características deseadas por productores y consumidores.

Los vacunoultados del estudio se publicaron en la revista PLOS ONE por el grupo dirigido por Augusto Josineudson II Vasconcelos Silva, profesor de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Veterinarias en la Universidad Estatal Paulista (UNESP), campus Botucatu (SP). La investigación fue apoyada por la FAPESP. Participan en el trabajo investigadores de la Universidad de Georgia, en los Estados Unidos, y de los Institutos de Zootecnia de Nova Odessa y de Sertãozinho.

La raza cebuina Gir es originaria de la India y se ha introducido con éxito en regiones tropicales de Brasil. Es una de las principales razas de ganado creadas en los países tropicales de América del Sur, en especial en Brasil. Pero las diversas poblaciones de Gir por aquí guardan diferencias marcadas. La fuerte selección artificial de la raza llevada a cabo en las últimas décadas ha llevado al aumento de la diferenciación genética entre los animales en diversos países. En Brasil, actualmente la raza Gir es creada principalmente como ganado lechero, pero en el pasado también surgía como opción de los criadores en el ganado de carne, que es hoy dominado por la raza Nelore.

Para conseguir localizar los genes asociados a la producción de carne y leche en Gir, los investigadores analizaron los genotipos de animales de dos poblaciones distintas. Una de ellas fue un rebaño creado entre 1976 y 2003 en el Instituto de Zootecnia de Sertãozinho.

Para el trabajo de genotipado, se utilizaron muestras de 173 toros, vacas y animales jóvenes del rebaño seleccionado para corte. También se utilizaron muestras de pelo de 273 animales del rebaño del PNMGL, creados en cinco granjas ubicadas en los estados de Minas Gerais y São Paulo. Se tomaron registros específicos de cada animal, como peso al nacer, peso antes del destete, peso en el post-destete y también en el momento del sacrificio.

"En la selección de un grupo de Gir para carne y otro para leche, la diferencia en la morfología de los animales era muy grande, mientras que los animales seleccionados para carne tenían mayor musculatura y eran más fuertes, las vacas seleccionadas para leche tenían ubres muy pronunciadas", dijo Vasconcelos Silva.

"Los resultados obtenidos son claros y consistentes con la historia de ambas poblaciones, que estaban bajo diferentes programas de mejora, por lo que los animales fueron sometidos a la segregación intencional de genes dentro de cada población, promoviendo el completo aislamiento y variación genética entre ellos", dijo. 

Enfrentando los genomas de todos los animales, se detectaron las regiones en el genoma bovino en Gir, donde se localizan los genes ligados a la producción de carne y aquellos ligados a la producción de leche.

"Identificamos 282 genes en las regiones elegidas como firmas de selección en los rebaños de carne y leche de la raza Gir, entre los cuales 35 genes están asociados a la reproducción, composición de la leche, crecimiento, carne y composición de la canal, salud o características de conformación corporal", declaró Vasconcelos Silva.

La investigación de genes mostró que las características asociadas a la fertilidad, producción de leche, calidad de la carne y crecimiento están involucradas en el proceso de diferenciación de las dos poblaciones, la seleccionada para carne y la seleccionada para leche. Algunos de estos 35 genes ya eran conocidos por los científicos. Otros son nuevos descubrimientos para la ciencia. 

Los próximos pasos de la investigación involucran el trabajo con rebaños mayores, realizando el genotipado de al menos 2.000 animales. El objetivo será entender mejor cómo cada uno de estos genes antes desconocidos se expresa y de qué forma están relacionados con las características investigadas. "Tal vez podamos descubrir que existen genes que se expresan más en la raza Gir, y menos en Nelore, por ejemplo", dijo Vasconcelos Silva.

Otra posibilidad será comparar los genes de Gir con los genes de una raza europea, como por ejemplo Angus, que es de las más utilizadas en la producción cárnica.


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2018 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos