Domingo, 20 de septiembre de 2020
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La sociedad del snack


Un estudio de Aecoc indica que consumimos estos productos 3,5 veces al día

El snacking es un hábito con fuerte arraigo en el día a día de los españoles. Así lo confirma el estudio de AECOC Shopperview, ‘Oportunidades de crecimiento en el momento snacking’, que indica que los consumidores toman una media de 3,5 tentempiés a lo largo del día. De hecho, dos tercios de los encuestados admiten que consumen snacks habitualmente y que estos productos forman parte de su lista de la compra regular.

El placer y la indulgencia son dos de los motivos de consumo más habituales en estos tentempiés entre horas. De hecho, el estudio indica que más de la mitad de los usuarios optan por opciones más calóricas, productos procesados y altos en sal y azúcares, como las chucherías, las patatas chips o las chocolatinas. Sin embargo, crece el consumo de snacks saludables, como los hechos a base de verduras y frutas frescas o los envasados de productos del mar, así como las categorías híbridas, como frutos secos, bebidas -como batidos o preparados de café-, embutidos y barritas muesli.

“El concepto de snack tradicionalmente ha estado ligado a darse un capricho para matar el gusanillo, priorizando el placer, pero estamos viendo cómo, cada vez más, el consumidor planifica esos momentos de consumo entre horas y, así, introduce productos saludables para antes de hacer deporte o para coger energía mientras espera la hora de la comida o la cena, por ejemplo”, explica la responsable del área de estrategia comercial y marketing de AECOC, Rosario Pedrosa.

Este nuevo perfil de consumidor ha propiciado la aparición de snacks innovadores, como los sin gluten o sin lactosa, los basados en superalimentos, opciones veggie y los hechos a partir de proteína animal, como las tiras de ternera o los aperitivos de pescado.

Consumo matutino

El estudio de AECOC Shopperview destaca también que la mitad de los momentos de consumo de snacks se producen durante la mañana (antes de comer), mientras que casi el 40% se distribuyen por la tarde. Según los datos del informe, el picoteo después de la cena es más residual.

Del mismo modo, dos tercios del consumo de snacks se produce dentro de los hogares, mientras que casi el 15% se realiza en el trabajo y la misma proporción on the go/ en trayecto. En cambio, su consumo en locales de restauración es menos significativo.

 

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2020 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos