Lunes, 30 de noviembre de 2020
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El ICEX analiza las posibilidades del mercado cubano para los exportadores de carne de vacuno españoles


ICEX - España Exportación e Inversiones ha publicado un estudio desarrollado por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Cuba en el que se han analizado las posibilidades que tiene el mercado cubano para los exportadores de carne de vacuno española.

El informe muestra que la economía cubana es atípica ya que no se rige por las leyes del mercado que regulan la práctica totalidad de los mercados en el mundo. Se caracteriza, principalmente, por el carácter socialista de su sistema político y económico, donde el Estado controla la gran mayoría de los medios de producción y comercialización, siendo su economía planificada y centralizada.

Por tanto, el Estado es el demandante intermedio a tener en cuenta en todo negocio, y también el final en casi todos los casos. A través de las importadoras estatales, el Estado es el único agente económico, el cliente en cualquier operación de comercio exterior y el socio en cualquier inversión. La demanda de los particulares y del incipiente sector privado se canaliza a través de las empresas estatales por lo que solamente de manera indirecta las necesidades de éstos se reflejan en la demanda.

Las empresas estatales autorizadas para la importación —no todas pueden actuar como importadoras— cuentan con una licencia que se ajusta a un nomenclador de productos que pueden importar. Éstas bien pueden importar para las necesidades de los sectores en los que operan o bien, realizar una labor de intermediación para otros demandantes finales que no disponen de empresas con dicha licencia. Cabe destacar la crisis económica que atraviesa el país desde hace años, acuciada por la situación de emergencia económico-sanitaria global generada por la covid-19, ha supuesto la centralización y limitación por el Gobierno de compras en determinados sectores priorizados, así como disminuciones en los suministros debidas a la escasez de divisas.

En Cuba apenas si hay producción de carne de vacuno y el sacrificio de ganado está en manos de grupos empresariales que dependen del Ministerio de Agricultura (OSDE Empresarial Grupo Ganadero), las Fuerzas Armadas (Unión Agropecuaria Militar), y de la Industria Alimentaria (Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria).

A lo largo de los últimos 5 años, el valor de las importaciones de carne de vacuno hechas por Cuba ha variado entre 5 y 9 millones de euros y la mayoría es carne congelada y deshuesada. La mayoría de esta carne procede fundamentalmente de Grasil, Chile, España, Canadá y Paraguay. En 2015 el ranking lo lideraba Canadá, pero desde entonces, son Brasil y Chile quienes ocupan las primeras posiciones, con una amplia diferencia con el resto de los competidores. Entre otros factores, sus bajos precios y los Acuerdos Comerciales Preferenciales en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) hacen de ellos la opción más interesante para la Isla.

Brasil y Chile cuentan con unos precios de venta mucho menores que Canadá y España. Relacionando precio con calidad, es de suponer que las carnes más caras son destinadas al turismo, como sería el caso de las carnes de España y Canadá, con un precio mucho mayor. El producto que aparece en tiendas no es de ese origen.

La población cubana no tiene un acceso fácil a la carne de vacuno y la mayoría de la demanda viene de la mano del turismo ya sea a través de las cadenas hoteleras o bien de la restauración que trabaja cerca de los ambientes turísticos. Estos sectores están actualmente muy afectados por la falta de turistas por la covid-19.

Otra parte del producto es comercializado en las tiendas que venden productos lo que se denomina como moneda libremente convertible (ya sea en euros o dólares) y en pesos cubanos convertibles (CUC). En ellas se vende sobre todo la carne congelada, pero su oferta es imprevisible y los precios son muy altos al estar gravados por normativa estatal, elevando los márgenes al 180 y 240% sobre el precio de compra.

Finalmente, para acceder al mercado cubano existen varias opciones. Entre ellas, destacan la exportación directa a través de las importadoras estatales. Esto requiere de la inclusión de la empresa exportadora interesada en la Cartera de Proveedores de la importadora para poder acceder a sus licitaciones. También se puede hacer a través de alguna empresa ya conocedora del mercado cubano.

Esta última fórmula es muy utilizada en productos de consumo ya que estos traders especializados representan a diferentes proveedores, pueden tener almacenes en el país, cuando tienen sucursal implantada, y cuentan con amplia experiencia en el mercado cubano y forman parte de la Cartera de Proveedores de las importadoras.

Pueden encontrar el informe completo en el siguiente enlace.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2020 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos