Sábado, 25 de septiembre de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

SEPOR arranca dando respuesta a los retos en sanidad animal y salud pública


Se han expuesto las medidas adoptadas contra la covid en el porcino

La Feria Ganadera, Industrial y Agroalimentaria de Lorca (SEPOR) ha inaugurado su edición virtual con dos jornadas, una sobre medio ambiente y la gestión y reutilización de purines; y una segunda sesión en la que se han abordado los retos en los que los responsables de sanidad animal y salud pública deben trabajar conjuntamente para evitar riesgos de zoonosis como los vividos con el SARS-COVID 19.

Antes del inicio de las conferencias, se ha realizado un pequeño acto simbólico de apertura en el que han participado el alcalde de Lorca y presidente de SEPOR, Diego José Mateos; y la gerente de la muestra, Patry Bermúdez que ha destacado la dificultad para hacer el cambio de formato de la feria y ha agradecido a todos los expositores y ponentes su participación.

El decano de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia, Gaspar Ros Berruezo ha moderado la jornada sobre sanidad que ha estado coordinada por Elisa Escudero, secretaria y coordinadora de calidad de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia.

El catedrático de veterinaria y rector de la Universidad Complutense de Madrid, Joaquín Goyache Goñi, ha realizado un análisis de las enfermedades emergentes y sus efectos en la sociedad y economía. “Un gran grupo de enfermedades transmisibles son denominadas emergentes, muchas de las cuales son asimismo zoonosis. Una enfermedad puede ser denominada emergente cuando se cumple alguno de estos tres principios: aparece por primera vez en una población determinada; una enfermedad ya conocida sufre un rápido incremento en su incidencia local o en la amplitud de su distribución geográfica (y se usa entonces con frecuencia el término re-emergente); o, por último, se debe a un patógeno desconocido. Por desgracia, parece evidente que la lista de enfermedades conocidas tiende a incrementarse, como, por contra, algunas de las enfermedades ‘controladas’ deja de estarlo, lo que conlleva una enorme repercusión social, sanitaria y económica. La aparición y extensión de este tipo de enfermedades se puede deber tanto a la actividad humana, como a factores medioambientales o propios del patógeno”.

Por su parte, el presidente de ANPROGAPOR, Miguel Ángel Higuera, ha expuesto las medidas de prevención frente al COVID-19 en el sector porcino, tanto entre los trabajadores, en las granjas, en los mataderos y en los contextos familiares y sociales de todos los empleados del sector agroalimentario. “El coronavirus ha cambiado nuestra forma de relacionarnos, trabajar y consumir. El sector porcino, al igual que el resto de sectores productores de alimentos es un sector esencial que ha sabido, hasta el momento, proteger a sus trabajadores para poder mantener la cadena de suministro de carne y productos de cerdo hasta el consumidor final. Desde el sector productor de la mano de ANPROGAPOR y desde el sector industrial se ha desarrollado guías y protocolos de protección implementados en granjas y mataderos con el objetivo de que en una situación tan excepcional como la que se está viviendo, se pueda seguir trabajando”.

El profesor José Manuel Sánchez Vizcaíno ha regresado a SEPOR para presentar los últimos avances en el desarrollo de la vacuna de la Peste Porcina Africana (PPA). Previamente, ha mostrado su preocupación por los datos a nivel internacional. “El 78% de la población mundial de porcino está amenazada por PPA. Nunca antes había habido cuatro continentes afectados, más de cincuenta países y siete escenarios epidemiológicos diferentes”. En el análisis de la situación en África, el profesor ha radiografiado dos escenarios, uno en el este y sur, el más complicado, y otro en el oeste. En caso de poder comercializar la vacuna, Sánchez Vizcaíno cree que aún se tardarían entre 10 y 15 años en acabar con la enfermedad, e incluso en algunas zonas se quedaría endémica.

En el caso de Asia y Europa, dependerá de diferentes factores, pero estima que se podría erradicar en un período entre dos y seis años y ha puesto como ejemplo el caso de la isla de Cerdeña donde ya llevan más de año y medio sin virus. Además, Sánchez Vizcaíno ha matizado que “sería difícil tener una vacuna global que sea viable para todas las variantes virales”. Actualmente, el proyecto de desarrollo de la vacuna que se coordina desde España (VACDIVA) está participado por catorce países y tiene un período de ejecución de cuatro años.

Respecto a qué se puede hacer en España para seguir libres de PPA, ha explicado que los riesgos que existen son la importación de animales vivos; entrada de comida contaminada a granjas o zonas de descanso por trabajadores de origen de países contaminados; y los jabalíes porque comen residuos y pueden entrar contaminados. Un caso de PPA en España supondría el cierre a la exportación abierta y por tanto la pérdida del valor del porcino español. La jornada sobre sanidad animal y salud pública ha finalizado con una mesa redonda en la que han participado Inmaculada Cánovas (CEFUSA), María del Mar Lara (NUDESA), Eduardo Costa (Piensos COSTA), Carlos Fernández (BATALLE) y Carlos Lasagna (MARTINI) y que ha estado coordinada por Joan San Martin Suñer de OPPGROUP.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos