Lunes, 19 de abril de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

En 2020 la producción de carne de vacuno de la UE bajó pero se incrementaron las exportaciones


La UE produjo 6,8 millones de toneladas de carne de vacuno en 2020, un 1,2% menos que el año anterior, según datos de la Comisión Europea. Se trata de una caída menor que la prevista por la Comisión en sus perspectivas a corto plazo de otoño pasado.

Hasta abril de 2020 el ritmo de sacrificio era mayor que en 2019 pero la evolución de la covid-19 y el cierre del canal foodservice afectó eriamente.

Los cambios interanuales en la producción se mezclaron entre las naciones productoras más grandes. Alemania, Italia y España experimentaron descensos, siendo Italia el mayor descenso con 48.000 toneladas menos (-6%). Italia ha sido uno de los países de la UE más afectados durante la pandemia y fue uno de los primeros en imponer medidas de cierre nacional. Muchas curtidurías italianas también se vieron afectadas, cerrando casi por completo ese sector en el momento álgido de la pandemia.

La producción en Francia creció marginalmente (+ 0,4%), mientras que en Irlanda y los Países Bajos la producción creció un 2%. Irlanda mostró el mayor crecimiento real de +14.000 toneladas interanuales. La producción polaca se mantuvo prácticamente sin cambios (-0,2%).

A pesar de la menor producción en 2020, la UE aumentó sus exportaciones de carne de vacuno fresca y congelada en un 1,3% con respecto al año anterior a 461.000 toneladas, un poco más de lo previsto antes de Navidad. Poco más del 50% de esta carne de vacuno se destinó al Reino Unido, con volúmenes prácticamente sin cambios respecto al año anterior. 

Los envíos crecieron a los mercados asiáticos, incluidos Hong Kong y Japón, y a los mercados de América del Norte como Canadá y EE. UU. Esto, y el crecimiento en otros mercados, fue suficiente para compensar las pérdidas en otros lugares, particularmente en Argelia.

Por otro lado, las importaciones cayeron un 21% respecto al año anterior a 236.400 toneladas. Los volúmenes cayeron en todos los proveedores clave, pero más notablemente en el Reino Unido y Brasil. Es probable que esto se deba a la interrupción generalizada de la demanda del canal foodservice de la UE relacionada con la pandemia.

A largo plazo , la Comisión Europea espera que la producción de carne de vacuno de la UE disminuya, impulsada por la disminución del número de vacas lecheras y nodrizas. Sin embargo, se espera que la caída del consumo de la UE y la creciente demanda mundial de carne de vacuno respalden los niveles de exportación del bloque.
 
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos