Lunes, 19 de abril de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Nueva edición del “Monitor de Exportaciones Agroindustriales” 


La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) ha publicado una nueva edición del “Monitor de Exportaciones Agroindustriales”, estudio que demuestra la importancia de las exportaciones para la economía del país.

En cuanto al complejo avícola, en 2020, en base a COMEX-INDEC, este "exportó por un valor de USD 324,3 millones, explicando dentro de las exportaciones agroindustriales apenas el 1%, y si se consideran los complejos de carnes (aviar, porcina, bovina y ovina) representó el 9%. Este complejo, luego del porcino, es el de menor inserción internacional, con una relación exportación/producción de apenas el 11%, caracterizado además por la exportación, principalmente de trozos y despojos de gallos y gallinas. En 2020, este producto, medido en dólares, explicó el 64% de las exportaciones totales del complejo, seguido por un 30% de pollos enteros congelados24 y el 6% restante por pieles, plumas y demás productos derivados. Las exportaciones de estos productos, alcanzaron un total de 250 mil toneladas, un 14% inferior a lo exportado durante 2019.

El rol de Argentina en el mercado mundial avícola, si se considera el mayor producto exportado por el país, ubica a Argentina como el 10º exportador de trozos y despojos congelados, con el 2% del mercado internacional. El complejo avícola cae dos posiciones si se lo compara con su rol en el mundo durante 2019. Los cinco principales exportadores son Brasil, EE.UU., Países Bajos, Tailandia y Polonia. En cuanto a los importadores mundiales fueron, principalmente, China, Japón, Hong Kong, Arabia Saudita y Reino Unido.

Considerando los destinos argentinos del complejo, China demandó el 46% de las exportaciones durante 2020, siendo el principal demandante a nivel mundial. Dicha coincidencia también se da con Arabia Saudita, top cinco de importador mundial y país que demandó el 4% de las exportaciones del complejo aviar. Los restantes destinos principales son Sudáfrica, Chile y Cuba.

Durante el primer semestre de 2020, las exportaciones provinieron principalmente de la Región Pampeana, 97,8%, mientras que 1,7% lo explicó la Región Patagónica y 0,6% Cuyo. En dicho caso, el origen está ligado a la existencia de granjas para la producción de carne y huevo.
Como se mencionó inicialmente el complejo cuenta con baja inserción internacional, detectándose la necesidad de reducir la dependencia de China, conquistando nuevos destinos e incrementando/diversificando las exportaciones hacia destinos existentes. Arabia Saudita es una conquista de destino en 2020, siendo que en 2019 no se registraron operaciones hacia dicho país. Por otro lado, países como Hong Kong y Países Bajos, si bien no están entre los principales destinos del complejo, sí figuran entre los 17 primeros destinos, no así el caso de Japón. Si observamos las exportaciones 2019, Japón sí está presente entre los destinos, pero por exportación de huevos secos, no así de pollo entero o trozado. En total el complejo exportó a más de 22 países".

Por su parte, el complejo ovino "exportó por un total de USD 118,6 millones, explicando apenas el 0,31% de las exportaciones agroindustriales. En toneladas, entre sus diferentes productos, exportó un total de 20.229 tn. Comparativamente tanto en dólares como toneladas, el complejo es el que presenta una mayor caída en comparación al año 2019, las mismas fueron de 52% y 38%, respectivamente.

Los productos exportados por el complejo son principalmente lanas con un 83,51% del total, donde se encuentran lanas peinadas, sin cardar, sucias, tops de lana, entre otros. Le sigue en importancia, la carne ovina con un 12,03% del total de exportaciones. Particularmente en el caso del complejo ovino se puede medir, por un lado, la inserción internacional de la carne ovina, que alcanzó un total de 34%, es decir que, de la producción de carne ovina, un 34% se destinó al mercado externo, siendo dentro de los complejos cárnicos, el de mayor inserción. Por otro lado, se puede analizar el rol que tiene argentina en el mercado mundial de su mayor producto exportado: lanas. En este sentido el complejo ocupa el 5º puesto como exportador mundial, con un total de 10% del mercado. Así, un complejo con baja participación relativa sobre el total de las exportaciones agroindustriales (0,31%), posee un rol predominante en el mercado internacional.

El valor promedio de exportación de tops de lana, alcanzó en 2020 un valor FOB de USD 8.507, un valor 28% inferior al valor 2019. Por el lado de la carne ovina, congelada, el valor fue de USD 4.965, mostrando un crecimiento del 6% interanual. El complejo presenta una concentración de destinos del 67%, es decir que los primeros cinco destinos de las exportaciones ovinas, explicaron el 67%. En total, el complejo exportó a más de 15 países, donde en el top cinco se encuentran Alemania (29%), China (18%), Perú (7%), Italia (7%) y Turquía (7%). De este conjunto de países, Alemania e Italia se encuentran entre los principales importadores mundiales, durante el año 2020, para el caso de los tops y lanas peinadas.

A nivel internacional, Argentina compite con países exportadores como República Checa, China, Alemania e Italia. La particularidad de que, países exportadores que se encuentran en el top 5 mundial también lo estén dentro de los importadores, es debido a que el conjunto de productos analizados en base al código del NCM, incluye tanto lana peinada como tops de lana, con diferentes calidades, pudiendo exportar un tipo de producto y exportar otro. Debido a que INDEC no contempla entre los complejos de análisis el porcino en sus publicaciones, no fue posible contemplarlo dentro del indicador de origen regional de las exportaciones".

Respecto del complejo porcino (del que el estudio señala que "Debido a que INDEC no contempla entre los complejos de análisis el porcino, no fue posible contemplarlo dentro del indicador de origen regional de las exportaciones"), se destaca que este complejo "exportó 35.839 toneladas entre sus diferentes productos, por un total de USD 65,8 millones. Este complejo, comparativamente con 2019, incrementó las exportaciones 71% medidas en dólares y 67% en toneladas, siendo el de mayor crecimiento entre los complejos seleccionados y registrando, el mayor volumen de exportación de los últimos diez años. Aun así, pero con un potencial de crecimiento, solo explica el 0,17% de las exportaciones agroindustriales.
Este complejo tiene baja inserción internacional, de apenas el 7%, siendo el de menor relación producción/exportación de carne entre los complejos cárnicos (aviar, vacuno y ovino), pero con un crecimiento de tres puntos porcentuales en su inserción, comparativamente con 2019. Este panorama, posiciona a Argentina como el 11º exportador mundial de carne porcina congelada para el año 2020, subiendo 14 posiciones en tan solo un año, y llegando a duplicar la participación en el mercado mundial, pasando de un 0,09% en 2019 a 0,18% en 2020. El bajo nivel de exportaciones, aun con los crecimientos mencionados, se debe, por un lado, al desarrollo reciente que tiene la cadena en Argentina y a la falta de acuerdos comerciales para colocar la producción en el mercado mundial.

Entre los principales importadores de carne de cerdo, para 2020, se encontraban China, Japón, Rep. de Corea, Australia y Estados Unidos. En coincidencia, Argentina le exportó en 2020 el 77% de los productos del complejo a China. Si bien esto refleja una gran dependencia de las exportaciones para con el país asiático, China es el principal consumidor de carne de cerdo con el 46% del consumo mundial (promedio 2015-2019, en base a FAO). El principal producto exportado por el complejo, medido en dólares, fue la carne congelada, con el 60% del total, seguido por despojos (6%), grasas (1%) y otros (33%) que incluye tocino, jamón, paleta, etc. Sin embargo, esta alta participación de la carne congelada dentro de los bienes exportados por el complejo cobró relevancia hacia fines de 2019 cuando el mercado chino comenzó a demandar grandes cantidades de carne por la Peste Porcina Africana (PPA) que afectó sustancialmente sus granjas y producción de carne de cerdo. Esto puede observarse si se compara el volumen de carne de cerdo exportado durante el año 2019 que ascendió a USD 20,3 millones, cerrando el 2020 con un volumen 2,5 veces superior al de 2019.

El valor promedio de exportación de carne de cerdo congelada, alcanzó en 2020 USD 2.372, un 5% inferior a 2019, principalmente explicado por los altos precios pagados por China a fines de 2019 cuando se sentían los efectos de la PPA. En el mismo sentido, el precio de jamones y paletas también presentó una caída del 8% 2020 vs. 2019".
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos