Martes, 28 de septiembre de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

amec advierte de la necesidad de aplicar correctamente los fondos europeos para evitar la pérdida de competitividad


A lo largo del del webinario Industria, Last Call, el director general de amec, Joan Tristany, ha advertido que para evitar la pérdida de competitividad del sector industrial español, va a ser necesaria "una excelente aplicación de los fondos europeos".

En el evento también ha participado el secretario general de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Raúl Blanco, quien considera que se trata de una ocasión histórica ya que "los fondos se irán distribuyendo hasta 2023 y llegarán a las pymes, sea a través de su participación en las cadenas de valor, en convocatorias de financiación o presentando sus propios proyectos”.

Por su parte, el presidente de Amec, Pere Relats, ha insistido en la necesidad de generar un ecosistema favorable para la industria, en el que todo funcione “como un verdadero engranaje industrial: administraciones, entidades públicas, privadas, centros de conocimiento y formación”.

El actual momento crítico se debe a que confluyen elementos estructurales (revolución tecnológica, emergencia climática y exigencias sociales hacia la sostenibilidad) y coyunturales (la pandemia y sus efectos sociales y económicos).

“El momento coyuntural está ejerciendo de palanca para las exigencias estructurales”, ha explicado el director general de amec, Joan Tristany, para quien “los Fondos de Recuperación, que son la respuesta a la crisis generada por la pandemia, tienen un límite de tiempo y a ellos accederán también nuestros principales competidores”, con el foco puesto en la transformación en digitalización y sostenibilidad que les harán más competitivos. “Sin una excelente aplicación de los Fondos seguiremos perdiendo competitividad industrial, pero ahora de forma más acelerada”, ha indicado Tristany.

amec y su comunidad de empresas industriales internacionalizadas han trasladado al secretario general de Industria y Pyme del Ministerio de Industria algunas de sus preocupaciones.

Blanco, que ha presentado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, ha coincidido con que “este momento es histórico: no vamos a tener otro plan de 70.000 millones, si lo planteamos bien vamos a estar sembrando para las próximas décadas como no hubiéramos imaginado. Si lo hacemos mal, habremos perdido esta oportunidad”.

Ante la gran expectación que han generado los fondos, Blanco ha asegurado que se irán activando de forma paulatina hasta 2023, dirigiéndose a proyectos transformadores de los ámbitos estratégicos (digitalización, modernización y sostenibilidad, industria tractora e industria verde).

“Las pymes van a estar en los proyectos colaborativos, en sus cadenas de valor, y también en las convocatorias de financiación. Los fondos no están repartidos, las empresas van a tener ocasión de presentar sus proyectos, contando con recursos de la nueva política industrial” que nazca del gran Pacto de Estado por la Industria y una nueva Ley de Industria que el Secretario General espera que se apruebe antes de final de año.

“Necesitamos administraciones implicadas”, ha afirmado el presidente de Amec, Pere Relats, que ha puesto la entidad a su disposición, porque “la voluntad de amec no es la de presionar, sino la de compartir nuestro conocimiento, nuestra visión y todas las oportunidades que vemos”. Es por ello que ha remarcado la “necesidad de generar un ecosistema favorable para la industria, en el que estemos todas y todos funcionando como un verdadero engranaje industrial: administraciones, entidades públicas, privadas, medios de comunicación, centros de conocimiento y formación”.

El director general de amec , Joan Tristany, ha recordado que en la crisis de 2008 hubo consenso con que se debía cambiar nuestro modelo productivo. Sin embargo, a excepción del sector exterior, que sí se ha consolidado, el peso de la industria en el PIB se ha alejado del objetivo fijado por la UE y del de nuestros principales competidores, mientras que también se agranda la brecha en la intensidad innovadora.

Para amec la industria debe representar el 25% del PIB, con el fin de asegurar el progreso de la sociedad. “Defendemos un modelo económico de país con más industria, pero una nueva industria transformada que dé respuestas a las actuales demandas de la sociedad”, ha afirmado Tristany.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos