Jueves, 25 de julio de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- Internacional
La producción agrícola aumentará en 2023 a nivel global pero tendrá un grave descenso en España, por la sequía

Según un informe de Copa-Cogeca

Los expertos de los Grupos de Trabajo de Cereales y Oleaginosas y Proteaginosas de Copa y Cogeca prevén un aumento general de la producción de cereales, oleaginosas y proteaginosas de la UE en 2023, a pesar de que se prevé un grave descenso de la producción en España

La producción de cereales de la UE-27 debería alcanzar los 277 millones de toneladas (+4,6% en comparación con la cosecha de 2022). Se espera una tendencia positiva similar para las oleaginosas (34,1 millones de toneladas; +8,2%) y las proteaginosas (3,9 millones de toneladas; +5%).

Así, el informe detalla que a pesar de una reducción de la superficie sembrada en 2023 (-3,8%), los elevados rendimientos previstos para los cereales deberían garantizar un resultado mejor que el de 2022. Esta tendencia se debe en parte a los mayores rendimientos previstos para el maíz en grano, con una producción que debería alcanzar los 62 millones de toneladas (+21,7% en comparación con 2022). 

Cebada y trigo
La producción se vio gravemente afectada el año pasado en algunos Estados miembros orientales. La cebada y el trigo duro deberían sufrir un descenso del - 2,3% y del -7,1% respectivamente, mientras que el trigo blando debería aumentar hasta 128 millones de toneladas (+2,8%). 

España se verá gravemente afectada por la actual sequía y su producción total de cereales se reducirá en casi 9 millones de toneladas. En conjunto, la cosecha de 2023 debería ser superior a la de 2022, pero seguirá estando algo por debajo de la media de producción de cereales de los últimos 5 años.

Oleaginosas y soja
En cuanto a las oleaginosas, la situación también es bastante positiva gracias a un ligero aumento de la superficie (+2,1%) y a unos rendimientos más elevados, lo que se ha traducido en una producción un 14,4% superior a la media de los últimos 5 años. Esto está especialmente relacionado con un aumento previsto del 18,5% en la producción de girasol debido a unos rendimientos más elevados, mientras que la superficie de siembra se ha reducido ligeramente.

En cuanto a la soja, se espera que la producción aumente un 9,7% con una superficie de siembra similar. La producción de proteaginosas de la UE-27 debería aumentar gracias a una mayor producción de guisantes y habas (+9% y +11% respectivamente) a pesar de una reducción de los altramuces dulces (-29%).


Conclusiones
Estos resultados positivos se explican en parte por las muy buenas condiciones para el desarrollo de los cultivos de invierno en el norte de Europa y las mejores condiciones meteorológicas en general en Europa del Este. La grave sequía en España y en otras regiones más circunscritas, así como el hecho de que los costes de los insumos sigan siendo muy elevados (abonos, energía), y a pesar de algunas disminuciones en los últimos meses, limitarán sin duda los resultados positivos para la cosecha de 2023.
Más noticias - Internacional
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos. Políticas de cookies