Viernes, 21 de junio de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- España
Amec señala la ralentización de las exportaciones ante el escenario geopolítico y de control de la inflación

El valor de lo exportado por España creció solo un 4,7% de enero a junio de 2023 frente al crecimiento del 24,8% registrado en 2022

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha publicado el informe de comercio exterior, enero-junio 2023, que indica que el valor de las exportaciones españolas aumentaron un 4,7% respecto al mismo periodo del año anterior, situándose en los 199.951,2 millones de euros. Se trata de una ralentización importante respecto al crecimiento del 24,8% experimentado durante el mismo periodo del año anterior, cuando las exportaciones se dispararon en parte debido al incremento de precios. El pasado mes de mayo se dio asimismo un punto de inflexión, con un primer crecimiento negativo que en junio fue del -2,8%.

Durante el primer semestre de 2023, las exportaciones españolas crecieron por encima de las exportaciones de dos de sus principales economías, como Alemania (3,2% interanual) e Italia (4,1%), pero por debajo que Francia (6,9%).

Los sectores que más contribuyeron a la tasa de variación anual de las exportaciones fueron el sector automóvil (3,2 puntos), bienes de equipo (2,8 puntos), y el sector de alimentación, bebidas y tabaco (1,2 puntos). Las principales contribuciones negativas provinieron de los sectores de productos energéticos (-1,5 puntos, tras aumentar las exportaciones un 120,9% interanual en junio de 2022 debido al contexto internacional), semimanufacturas no químicas (contribución de -1,1 puntos), materias primas (contribución de -0,4 puntos) y otras mercancías (contribución de -0,1 puntos). “Los datos reflejan en España los efectos de la contención de la inflación: el aumento de los precios había disparado el valor de las exportaciones hasta cifras récord en el primer trimestre de 2022 sobre todo en los componentes relacionados con productos energéticos”, explica el director general de amec, Joan Tristany.

La buena marcha de la industria y una mayor normalización en los precios son los responsables de que el sector de bienes de equipo ocupe los primeros puestos en cuanto a contribución sobre el total de las exportaciones (18,9%). “Este sector y la automoción, en 2023, han tenido algo más fácil el acceso a ciertas materias primas esenciales cuyos precios, que se habían disparado, han descendido, si bien aún no se encuentran en niveles anteriores a la pandemia”, indica el director general de amec.

En este sentido, es más que remarcable la recuperación del sector de la automoción, tras una abrupta caída. “Su recuperación ha llegado más tarde de lo que lo hicieron otros, como la alimentación o el químico”, incide Tristany. Su repunte explica el mejor comportamiento de las exportaciones en las comunidades en las que el sector tiene más importancia, como en Catalunya.

Respecto al comportamiento de los mercados, en el primer semestre siguió la tendencia del aumento de las ventas a los socios tradicionales de la Unión Europea, que en su conjunto crecieron un 6,3%, hasta representar 63,3% del total. “Pese a desacelerarse, la economía europea sigue siendo vital para nosotros, por lo que debemos estar atentos a su evolución”, señala el director general de amec. El mercado latinoamericano sigue recuperándose.Tras una gran caída durante la pandemia, México (11%) empuja principalmente un crecimiento conjunto en el primer semestre del 21,2% (hasta representar Latinoamérica el 5,4% del total de las exportaciones). “Nos encontramos en fase de desaceleración, en todos los sectores excepto en el del automóvil. Debemos estar tranquilos pero atentos, sin dejar de hacer un seguimiento a los conflictos geopolíticos, que están marcando cada vez más las relaciones comerciales”, explica el director general de amec, Joan Tristany.

Un ejemplo del papel cada vez más protagonista de la geopolítica en los intercambios se da en África. Si bien destaca un aumento de las exportaciones del 5,4% a Marruecos, las del conjunto del continente han caído un 7,5%. “Las exportaciones a Argelia han caído debido al posicionamiento del Gobierno frente al conflicto del Sahara Occidental. Con ello, las empresas españolas están perdiendo no sólo a sus clientes, que ya están buscando proveedores alternativos, sino una importante puerta de entrada a todo el continente”, explica el director general de amec. “El aumento de las tensiones geopolíticas está llevando al endurecimiento de las barreras al comercio, que es utilizado como arma por los países. Las empresas deben estar preparadas para poder anticiparse y adaptarse a nuevos escenarios que puedan darse en el futuro”, advierte Tristany.

“El aumento de tipos de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo siguen encaminando la economía hacia la desaceleración, si bien la industria y el comercio exterior continúan demostrando su fortaleza. Es necesario que seamos conscientes de su importancia, de modo que las administraciones sigan apostando por ellos y por el cambio de modelo productivo que implica la digitalización y la sostenibilidad, ya que en tiempos más complicados y de caída de la demanda interna serán los que nuevamente nos permitan salir adelante”, indica Tristany.
Más noticias - España
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos