Miércoles, 17 de abril de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- Latinoamérica
Pronostican un incremento del consumo de carne de pollo en México del 3% para 2024 y del 5% para las importaciones

Se pronostica que el consumo de carne de pollo en México aumentará debido a los precios competitivos en comparación con otras carnes y al aumento de los ingresos de los hogares, según un informe reciente de la Red Global de Información Agrícola (GAIN) del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) .

México es el quinto mayor consumidor de carne de pollo a nivel mundial y la demanda de carne de pollo continúa aumentando. Es la proteína animal más consumida en México, y en 2024 se pronostica un consumo un 3% mayor que en 2023, con 4,9 MTM. En 2023, se estima que el consumo será un 2% mayor que en 2022, con 4,8 MTM. Se pronostica que la tasa de crecimiento del consumo per cápita será mayor en 2024 en comparación con 2023, impulsada por una mayor demanda de carne de pollo para productos procesados ​​como embutidos y carne de pollo empanada congelada.

Cuando la diferencia de precios entre el pollo y el cerdo se redujo en mayo de 2023, los consumidores continuaron comprando carne de pollo a niveles relativamente más altos que la carne de cerdo.

Se prevé que en 2023 y 2024, el crecimiento demográfico, combinado con una inflación menos elevada, mayores ingresos de los hogares y remesas, respalden un mayor consumo de carne de pollo.

Se pronostica que las importaciones aumentarán un 5% a partir de 2023, a 1,0 millón de t. Las importaciones previstas representan casi el 20% del consumo total de carne de pollo en el país, en comparación con años anteriores.

La fuerte demanda interna y la competitividad de los precios de la carne de pollo en comparación con la de cerdo y de vacuno respaldarán el aumento de los volúmenes de importación. Si bien las perspectivas generales para las importaciones de pollo siguen siendo sólidas, la tasa de crecimiento más lenta en comparación con los últimos dos años se basa en un crecimiento del PIB relativamente menor y una depreciación prevista del “súper peso”, que fortaleció las perspectivas de importación de México desde finales de 2022.

A pesar de un crecimiento económico menor al esperado, se pronostica que las importaciones de carne de pollo aumentarán, aunque a un ritmo más lento, debido a la caída de los precios de las aves, la menor inflación y el aumento de los ingresos de los hogares.

Según datos comerciales actualizados, se estima que las importaciones de 2023 serán un 7% más altas que las de 2022, con 975.000 toneladas. Una apreciación de nivel récord del peso mexicano en relación con el dólar de los Estados Unidos refuerza las perspectivas de importación de aves de corral.

Estados Unidos sigue siendo el principal socio comercial de aves de corral de México, a pesar de un aumento estimado en las importaciones desde Brasil. En los últimos diez años han aumentado las importaciones de cortes de aves de corral provenientes de Brasil, que requieren más mano de obra y a precios competitivos. En 2022, cerca del 70% de las importaciones brasileñas de aves de corral fueron carne de pechuga de pollo deshuesada.
Más noticias - Latinoamérica
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos