Sábado, 25 de mayo de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La Fundación del Jamón Serrano Español cerró 2011 con una subida del 8,7% en el volumen comercializado


La Fundación del Jamón Serrano Español cerró el ejercicio 2011 con un 8,7% de incremento en el volumen de producto amparado por sus contraetiquetas respecto al año anterior, lo que supone que sus asociados comercializaron un total de 2,5 millones de piezas equivalentes de las diferentes categorías y en todas las presentaciones.

El crecimiento se ha registrado tanto en las presentaciones de loncheados y porciones (+7,1%), que son los formatos que más desarrollo han experimentado en los últimos años de acuerdo a las tendencias del mercado de alimentación, como en el consumo de jamones en piezas (+12,4%), que han remontado la tendencia a la estabilización. La tendencia positiva de crecimiento se ha registrado en las dos categorías de producto amparado, la etiqueta Reserva (12 meses de curación mínima) y la de Gran Reserva (jamones con más de 15 meses de curación).

Estas cifras suponen un buen resultado tras los dificilísimos ejercicios 2009 y 2010, en los que la retracción general del consumo, tanto en el hogar como el extradoméstico, afectó de forma sensible a la comercialización de todos los tipos de jamones curados, y permiten afrontar a las empresas integradas en la Fundación un año 2012 con mejores expectativas, tanto en el mercado nacional como en los mercados de exportación.

El Patronato de la Fundación del Jamón Serrano Español analizó los resultados del ejercicio 2011 y la estrategia que se va a desarrollar durante este año en cuanto a actividades de promoción y comunicación, internacionalización, relaciones institucionales, plan de control de calidad y estudios de interés sectorial.

El Patronato ratificó su apoyo al establecimiento, por parte de la Unión Europea, de una Indicación Geográfica Protegida (IGP) para el Jamón Serrano Español, una figura de calidad diferenciada que permitiría avanzar de forma significativa en la defensa y promoción de nuestro producto en el ámbito internacional. Esta IGP significaría la protección de la denominación frente a posibles iniciativas de terceros países, la exclusividad del territorio español para su elaboración, mayor diferenciación y refuerzo del prestigio de nuestro producto, así como el acceso más fluido a fuentes de fondos comunitarios para promoción.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos