Domingo, 17 de noviembre de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El alza del precio del pollo preocupa en Irán en pleno mes de ramadán


La subida del precio del pollo en Irán, que en pocos meses casi se ha triplicado, ha intranquilizado a la población por el temor a la inflación y llevado al Gobierno a tomar medidas para calmar a los ciudadanos en una época como es el mes de ayuno musulmán del ramadán, según informa Efe.

La escasez de circulante en monedas fuertes para importaciones, debido a las sanciones internacionales a Irán por su programa nuclear, que reducen las remesas de divisas, y la retirada de subsidios a productos energéticos y alimentos, han ocasionado una fuerte inflación. Junto con los de otros alimentos, el precio del pollo, la carne más consumida y barata, ha tenido un alza espectacular en los últimos meses, de 2,4 a 6,8 dólares al cambio oficial, y ha dejado a muchos iraníes sin poder consumir ninguna, ya que el cordero y el vacuno están a precios muy superiores e inalcanzables.

La preocupación llegó a la seguridad y el propio jefe de Policía de Irán, Esmail Ahmadi Mogadam, instó a las televisiones a no sacar imágenes de gente comiendo pollo, para no fomentar la hostilidad de los pobres contra los ricos, que de momento se ha limitado a alguna concentración de protesta.

"Algunas personas (que vean esas imágenes) y esa diferencia entre ricos y pobres pueden pensar en coger un cuchillo para llevarse la parte que creen que les corresponde", señaló el jefe policial, según dijo la agencia local Mehr.

Hoy, según la agencia estudiantil ISNA, en la región nororiental de Jorasan, se registraban largar colas en los centros oficiales de venta de alimentos para adquirir pollo subvencionado a 4,2 dólares el kilo, mientras en el mercado libre su precio aumenta día a día y se acerca ya a los 7 dólares.

En los centros oficiales y en el mes de ramadán, el Gobierno ha anunciado descuentos del 30% en los precios de algunos alimentos esenciales, entre ellos el pollo, para calmar la intranquilidad en un periodo en que la tradición impone opíparas cenas familiares nocturnas tras el ayuno diurno.

El Gobierno, según dijo el 24 de julio la agencia oficial, IRNA, tiene previsto tratar esta semana la cuestión de la producción de pollo en Irán y el ministro de Agricultura, Sadegh Jalilian, comparecerá mañana ante el Parlamento para responder sobre el asunto a una Cámara ultraconservadora hostil al Ejecutivo. En todo caso, la situación creada por la exagerada subida del precio del pollo se ha convertido en Irán en un problema nacional, aireado y discutido de forma excepcional en los medios de comunicación, donde a diario aparecen noticias sobre está cuestión e incluso caricaturas críticas sobre sus implicaciones políticas.

Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos