Viernes, 15 de diciembre de 2017
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El 52,4% de los consumidores cree que la carne de vacuno española es mejor que la de otros países




Según un estudio presentado por Provacuno

Provacuno, la organización interprofesional de la carne de vacuno de España, ha presentado en la Casa de Vacas del Retiro madrileño un estudio elaborado por SigmaDos elaborado con el objetivo de conocer el estado de opinión y las actitudes de los españoles frente a la carne de vacuno y su consumo.

El estudio, presentado por Javier López, gerente de Provacuno, ha centrado su realización en aspectos relacionados con la imagen y con los hábitos de consumo. En total se han realizado más de 8.400 entrevistas con un margen de error de ±1,4%. Fue realizado durante la pasada primavera a través de encuestas telefónicas asistidas por ordenador.

Los principales datos del informe los ha aportado José Luis Rojo, coordinador del estudio y miembro de SigmaDos. De acuerdo con los resultados, en el caso de la imagen de la carne de vacuno, la opinión mayoritaria sobre este producto es positiva con un 16,9% de los encuestados que tienen muy buena consideraicón y un 57,7% que la tienen buena. Las razones para esta buena imagen se centran mayoritariamente en su gusto y sabor y en que es necesaria para la salud.

El estudio también recoge algunas incertidumbres por parte de los consumidores como el hecho de si su consumo favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares, subida de la tensión o del ácido úrico. Además también el 52,5% de los encuestados cree que los modos de alimentación actuales del ganado vacuno suponen un incremento del riesgo en la alimentación para el consumidor. Pese a esto, el 31% de los encuestados se decanta por esta carne frente al 25,3% que prefiere la carne de pollo, el 14,2% la de ovino y un 12,9% la de porcino.

A la hora de comprar, la mayoría prefiere la carne de vacuno producida en nuestro país (52,4%) debido a que consideran que los animales están mejor alimentados (36,6%) y las razas vacunas son mejores (31,2%) además de tener más control y seguridad en la producción.

Los consumidores aseguran que es muy importante que se identifique el origen de la carne (48,2%) pero sin embargo el 54,9% de ellos confiesa que no se fija en los datos sobre su procedencia que se pueden encontrar en el etiquetado de la carne de vacuno. También destaca el desconocimiento existente en torno a conceptos como la maduración de la carne, ya que el 59,3% desconoce que es y del 57% que afirmó saber sobre trazabilidad muchos de ellos confundían este término. Por último, cabe destacar que el 89,4% aseguró que son necesarias más campañas de promoción sobre este tipo de carne.

Respecto a los hábitos de consumo, el 68,9% aseguró consumirlo una vez a la semana y el 58,7% aseguró que consumía menos que hace dos años debido sobre todo a temas relacionados con la salud (27%), cambio de hábitos alimentarios (23,3%) y el precio (17%).

Este es un producto del que mayoritariamente se consume ternera (70,6%) y sobre todo a la plancha (57,8%). El estudio destaca que son las mujeres quienes en el 72,1% de los casos son las responsables de compra y mayoritariamente se sitúan entre lo 45 y 64 años (38,9%). Habitualmente compran esta carne una vez a la semana o cada quince días y son las carnicerías tradicionales, según el estudio de Provacuno, donde mayoritariamente se compra prefiriendo el corte en el motrador (58,8%), frente a la carne embandejada (18,4%). Solamente un 0,9% aseguran comprarla congelada habitualmente.

De cara al futuro, la mayoría de los encuestados asegura que mantendrá el consumo de carne de vacuno que viene realizando (65,3%) aunque hay que destacar que un 13,4% asegura que lo va a reducir y un 7,1% que lo incrementará.

Tras la lectura de conclusiones del estudio, a cargo Javier López, intervino Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, quien felicitó a la interprofesional por la realización del estudio. Destacó que es preocupante la caída registrada en el consumo per cápita de carnes y espeialmente en el caso de la carne fresca. En el caso del vacuno, en 5 años la caía ha sido del 11,7%, alcanzándose los 5,7 kg/persona/año. Si sumamos el efecto por la pérdida de población en España, la caía se amplía otro 0,5%.

Ante todo esto, Burgaz apostó por poner en marchas iniciativas para recuperar el consumo de carne e innovar en su demanda ya que hay múltiples posibilidades de consumirla.



Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos