Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Utilizan en Irlanda residuos de la producción de aceite de oliva para mejorar el perfil nutricional de la carne


Una empresa irlandesa está transformando los residuos de oliva en alimentación animal para lograr mejorar el perfil nutricional de la grasa de los animales. The Olive Feed Corporation busca transformar los subproductos de la producción olivarera en componentes de los piensos para estos animales. Esto es algo que se ha intentado durante décadas, pero no era comercialmente viable debido a la baja digestibilidad y problemas de seguridad con los taninos, según el fundador de la compañía, Gavin Dunne. Su compañía, sin embargo, afirma haber encontrado una solución a estos problemas con un "proceso de cocción especial" que convierte los subproductos de aceite de oliva en "alimento para animales agradable, digerible y seguro".

Los primeros usuarios de este alimento son los productores de ganado Wagyu, cuya motivación es mejorar la ternura y el sabor de su producto de lujo mediante el aumento de los niveles de ácido oleico, grasas monoinsaturadas y ácido glutámico. "La carne de Wagyu generalmente tiene un alto marmoleado, y la alimentación con este tipo de subproductos de la producción del aceite de oliva afecta significativamente el perfil de grasa de la carne, lo que aumenta la proporción de grasas monoinsaturadas. También aumenta el ácido glutámico, que aumenta umami y sensibilidad. Además, el ácido oleico es naturalmente alto en Wagyu y reduce el punto de fusión de la grasa, con algunos agricultores japoneses que garantizan un nivel mínimo de ácido oleico debido al efecto que tiene en la textura y el sabor de la carne. La alimentación de la aceituna aumenta aún más este contenido de ácido oleico, ya que es el principal componente de las aceitunas ", explicó Gavin Dunne.

La empresa también tiene una dimensión ambiental, ya que elimina del flujo de residuos lo que efectivamente es un contaminante. "Los residuos de la aceituna en las almazaras son normalmente contaminantes ambientales que tienen pautas estrictas para su eliminación. Partes de ella se pueden usar como compost; en algunos países como Grecia, lo convierten en un biocombustible, pero esto requiere quemarse, por lo que no es tan ecológico. En otros países, simplemente se deja en enormes pilas para descomponerse, lo que lleva a la contaminación del suelo y del aire ", dijo Dunne.

The Olive Feed Corporation tiene planes para ampliar su base de clientes, con la asistencia de fondos del Banco de Irlanda. Con este fin, la compañía está llevando a cabo estudios diseñados para demostrar cómo la alimentación de la aceituna puede beneficiar a la carne Angus al reducir el punto de fusión de la grasa, haciéndola más jugosa y más sabrosa. "Estamos llevando a cabo estudios con Teagasc sobre otros bovinos y animales para finalmente poder suministrar pienso de aceituna a una variedad de mercados", dijo Dunne.

Ampliar la producción también es parte del plan; a fines de 2018, la compañía tendrá la capacidad de suministrar 500.000 unidades por año (una unidad es de 200 kg, que es un alimento de cuatro meses para un animal).

El producto obtenido se lanza como alimento final, debido a su 40% de contenido de carbohidratos y su capacidad para ayudar a aumentar de peso. "La alimentación es durante los últimos cuatro meses. Se pueden ver grandes ganancias de peso debido al alto contenido calórico. Puede reemplazar una cantidad de diferentes fuentes de calorías en la dieta de un animal ".

La composición nutricional ha sido verificada por Symbio Laboratories en Australia, el alimento ha sido probado por SGS en Francia y los ensayos realizados con ganado Wagyu en la granja de la compañía en Edenderry, Irlanda, han sido certificados para el análisis de nutrientes por ALS.

"Estamos constantemente probando en nuestra granja y estamos realizando pruebas a través de la Asociación Wagyu de Australia, varias universidades y Teagasc. Tenemos un producto muy premium y lo respaldamos con la mejor ciencia posible ", dijo Dunne quien asegura que "somos la única compañía en el mundo capaz de producir alimentación animal a base de subproductos de la aceituna que sean seguros y comercialmente viables. Debido a esto, creo que la compañía y el producto tienen un enorme potencial global y veremos carne de vacuno, cerdo y cordero con aceite de oliva en todo el mundo en cinco años".


Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkEdin        
©2018 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos