Domingo, 21 de abril de 2019
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Quejas de la industria cárnica australiana por los cambios del gobierno en materia de inmigración


El plan del gobierno federal australiano anunciando reducir el límite anual de inmigrantes a 160,000 personas por cada uno de los próximos cuatro años podría ser desastroso para la industria cárnica australiana, han asegurado desde la Australian Meat Industry Council (AIMC). Según el plan del gobierno anunciado por el primer ministro Scott Morrison, se irá reduciendo en un 15% anualmente durante los próximos 4 años, lo que reducirá la cantidad máxima de ingresos acumulada de 120,000 personas en cuatro años.

Para el director ejecutivo del AIMC, Patrick Hutchinson, su organización acogía con satisfacción el cambio de política que dirigía a los trabajadores migrantes a las áreas regionales y los que aumentaban las cuotas de visas calificadas, pero un límite migratorio sería desastroso para la industria cárnica. "En el caso de las empresas de procesamiento de carne, la decisión del gobierno reducirá el número de trabajadores disponibles en el extranjero en puestos de mano de obra poco calificados y no calificados, lo que afectará la viabilidad de estos establecimientos", dijo el Hutchinson.

“Nuestra investigación ha demostrado que las cuotas de visas restringidas simplemente no cumplen con los requisitos laborales básicos, especialmente en áreas rurales y regionales. Hemos estado pidiendo ayuda al gobierno para contrarrestar la inmensa dificultad que tiene la industria cárnica para reclutar y retener a trabajadores no calificados y semicualificados", dijo.

"Actualmente, la cadena de suministro de carne roja también se enfrenta a una sequía propia, una sequía en los trabajadores locales que están dispuestos a capacitarse en nuestra industria", dijo Hutchinson. “Estamos trabajando con el gobierno para abordar este problema, pero hasta que se resuelva, el gobierno no debe reducir el acceso a los trabajadores extranjeros. La mayoría de nuestros miembros operan a una capacidad de producción de solo el 80% porque muchos trabajadores locales no trabajan y los trabajadores extranjeros tienen prohibido trabajar".

“La reducción de la migración no tiene una correlación perceptible para ayudar a salvar empleos y aumentar el desempleo para los solicitantes de empleo locales. Para muchas áreas rurales y regionales, todo lo contrario es cierto, ya que los déficits laborales equivalen a una reducción en la viabilidad de un negocio a largo plazo y futuras oportunidades de empleo", dijo.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2019 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos