Viernes, 4 de diciembre de 2020
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Patentan un sistema para extraer micotoxinas con nanopartículas magnetoquímicas


El grupo de investigación de la USC GI-1682 Farmatox, coordinado por el profesor del Departamento de Farmacología, Farmacia y Tecnología Farmacéutica, Luis M. Botana y ubicado en la Facultad de Veterinaria Campus Tierra USC trata de patentar un sistema o procedimiento para la extracción ficotoxinas cyanotoxin de micotoxinas y en la cadena alimentaria (alimentos, alimentación, bebidas y agua) a través de la utilización de material compuesto (nano) basado en estructuras híbridas magnéticas.
 
Esta invención o método de desintoxicación es el resultado de unas interconexiones de proyectos centrados en la eliminación de micotoxinas y en el que, además del grupo Farmatox, en colaboración con el profesor de Agricultura María Jesús Sainz, responsable de la identificación de los hongos, también participan las soluciones de la multinacional de nutrición Francés Evialis, a través de su planta de Sada, bebidas de encargo, un spin-off de la USC CIFGA, basado en Lugo, y el grupo de la física de USC por el Prof. José Rivas Electromagnetics Rey, responsable de la preparación de nanopartículas magnéticas.

Las micotoxinas, sustancias tóxicas producidas por hongos que crecen en los alimentos en ciertas condiciones de humedad y los cambios de temperatura, son un problema de seguridad de los alimentos está aumentando debido a los efectos del cambio climático y el comercio internacional de cereales y otros productos, con globalizadoras el problema, dice Botana, que también considera las hojas o poco estricta legislación vigente en este sentido, así como la regulación de los valores máximos de toxinas, muchas de las micotoxinas no se conocen o están ocultos condiciones químicas (toxinas como precursores )

Profesor de Farmacología Área USC explicó que el método patentado proceso para la extracción de micotoxinas parece muy simple, pero la verdad se oculta detrás de una gran cantidad de tecnología y años de trabajo y colaboración interdisciplinaria. Evialis, contribuyó a la investigación toda la materia prima y harinas problemática para el análisis, el grupo de la profesora María Jesús Sainz ocupaba el estudio de los hongos advirtió que el material, los miembros de Farmatox verifica analíticamente las toxinas que se producen mientras CIFGA avanzó las micotoxinas patrones de normalización y de recolección de los cereales, explica, y luego añadir el grupo de física José Rivas estaba a cargo de las nanopartículas en desarrollo magnetoquímica que la captura de estas sustancias tóxicas y que, en retrospectiva, se pueden extraer con un imán fuerte.
 
El proceso patentado se basa en el desarrollo de partículas magnéticas compuestas con diferentes materiales en su superficie, por lo que exprese la afinidad química hacia toxinas de interés. Debido a la naturaleza diferente de estos compuestos, se usan superficies específicas para cada tipo de toxina. Las partículas compuestas ponen en contacto con matrices contaminadas con micotoxinas, por un tiempo, para permitir que el proceso de absorción, y después se extrajo mediante el uso de imanes permanentes de tal manera que las toxinas pueden recuperarse de su superficie.
 
El uso de estructuras magnéticas híbridas de diferentes tamaños (decenas de cientos de micrómetros) es una estrategia para optimizar la eliminación magnetoquímica de toxinas lipófilas o hidrofílicas en la cadena alimentaria. Se basa en el hecho de que, a mayor tamaño de partícula, y dependiendo de la textura y densidad de la matriz en cuestión, lo mejor y más efectivo será capturarlos con los imanes permanentes. En alimentos y corrales en fase sólida sobre los que se utilizan, especialmente harinas, la extracción de partículas de menor tamaño será más difícil. En las industrias alimentarias que incluyen en sus procesos algunas etapas en fase líquida (por ejemplo, la obtención de granos secos de destilería para alimentación) o en plantas de procesamiento de bebidas o agua, la interferencia con la captura de nanopartículas más pequeñas es mucho menor.
 
El procedimiento de desintoxicación que viene a patentar el grupo de investigación dirigido por el profesor de la USC Luis M. Botana Antoll como un gran avance con impacto directo en el campo de la seguridad alimentaria, ya que permite la eliminación de sustancias tóxicas (micotoxinas) alimentar (cereales, harinas ...) utilizadas para la alimentación pero, entre otros posibles usos, también es conveniente proceder a la depuración de aguas contaminadas o moluscos afectados por toxinas naturales.
 
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2020 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos