Lunes, 6 de abril de 2020
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Preocupación en la industria cárnica argentina por el freno en las exportaciones cárnicas a China ante el coronavirus


Daniel Urcía, vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), ha destacado la sitaución a la que se enfrentan las empresas cárnicas de este país que exportan a China ante la ralentización del ritmo de ventas debido al coronavirus en el país asiático.

Según asegura el representante de Fifra en un comunicado, "el coronavirus  hizo realidad el fantasma que todos algunas vez nos preguntamos: qué pasaría si China deja de comprar carne? En el mientras tanto el comercio con dicho país se encuentra prácticamente paralizado, algunas cargas en tránsito han sido depositadas en otro puertos por falta de personal para recibir los embarques, otras se bajaron y están estacionadas en puerto, en otros casos se suspendieron los embarques y la carne está depositada en las cámaras de los frigoríficos argentinos, todo en definitiva son complicaciones".

Urcía añade que esta enfermedad "viene a complicar lo que ya se había iniciado a fines de noviembre con la suspensión de operaciones y renegociación de contratos, por ende muchas empresas tienen mucha producción en depósitos de frío propios o de terceros que ahora deberán evaluar donde colocar esa mercadería, asumiendo perdidas y los problemas de liquidez, fiscales, operativos, etc, que esta situación genera".

Hoy en día China compra el 70% de la carne de vacuno que Argentina exporta y la búsqueda de mercados alternativos, según Urcía, no es sencilla.

En cuanto al mercado interno, el vicepresidente de Fifra considera que la venta en el mercado argentino "ha tenido una recomposición de valores, similares a los que dijimos en octubre que podrían darse y aun así sigue teniendo un precio muy competitivo comparado con otros productos, pero, el escaso poder adquisitivo de la gente hace que el consumo no crezca. El aumento de salarios y la tarjeta Alimentar han sido un paliativo pero todavía el consumo de carne vacuna no despega".

Para finalizar, Urcía asegura que mientras que a finales del pasado año se podía hablar de que la situación para las empresas cárnicas del país mostraban "dos caras", hoy en día "se encuentra toda en situación precaria, sin diferenciar consumo de exportación, tendremos que estar atentos porque los costos de insumos, laborales, servicios, impositivos han seguido subiendo, el valor del cuero no se recupera, de hecho se sigue en muchos casos pagando para que se retire y en ese contexto las empresas que no estén sólidas podrían tener problemas severos".
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2020 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos