Sábado, 31 de octubre de 2020
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El USDA analiza como la COVID-19 va a cambiar el mercado cárnico este año 2020


Las previsiones mundiales de exportación para el comercio de carne se han reducido debido a las amenazas emergentes de la propagación del virus COVID-19 en este año 2020. Las previsiones de crecimiento económico se han reducido para 2020 y el impacto en los consumidores reducirá la demanda de proteína animal. Los cierres generalizados de restaurantes y establecimientos de servicio de alimentos, así como una reducción en el turismo y los viajes, cambiarán la demanda de proteínas de origen cárnico. Además, las interrupciones en el envío ya han afectado el comercio mundial al obstruir los puertos y reducir la disponibilidad de contenedores, al menos a corto plazo. Es probable que aún se desarrollen impactos completos, pero es probable que la respuesta de los sectores en todos los niveles de la cadena de suministro y distribución afecte los suministros en el futuro.

Frente a todo esto, los impactos de la peste porcina africana en China y otros países siguen siendo un factor dominante en el mercado de la carne de cerdo. Se aumentan las exportaciones de carne de cerdo, ya que aún se espera que la producción de carne de cerdo en China disminuya considerablemente. Sin embargo, COVID-19 ha agregado una incertidumbre significativa a las previsiones y se espera que interrumpa el comercio en 2020.

En el caso de la carne de vacuno, el USDA pronostica que la producción bajará ligeramente en 2020 ante una menor demanda lo que lleva a los productores a ajustar su producción. Otros motivos para ello estarían en la reconstrucción del censo vacuno en Australia, uno de los principales productores a nivel mundial, que no se vería compensada por los incrementos que se registrarán en Brasil, China, EE.UU. y Canadá.

En cuanto al comercio mundial de esta carne, se prevé que bajen las exportaciones en un 2% ya que el crecimiento económico mundial se ve afectado negativamente por COVID-19. Se espera que esto haga que los consumidores cambien a fuentes de proteínas menos costosas y ajusten los patrones de comidas ante una demanda más baja desde el ámbito de los restaurantes.

En porcino, también se espera una bajada en la producción que rondará los 94,3 millones de t. Esto se debería a que China no recuperará aún su ritmo productivo al igual que otros países asiáticos como China, Vietnam o Filipinas, afectados porla PPA. El crecimiento de la producción en los Estados Unidos, Brasil y, en menor medida, la Unión Aduanera de la UE (EU27 + Reino Unido) compensa algunas de las caídas en Asia, ya que la fuerte demanda de exportaciones reciente ha alentado a los productores a expandir los rebaños.

Las exportaciones de carne de cerdo mundiales rondarán los 10,5 millones de t ante el mantenimiento de la fuerte demanda china, pero fuera de esto, el cierre de restaurantes y las incertidumbres económicas harán que se reduzca la demanda de carne de cerdo a nivel mundial.

Por último, en el caso de la carne de aves, estará será un 2% más baja que en 2019 y rondará los 100,5 millones de t. En comparación con las carnes rojas, se espera que la demanda de carne de pollo sea más resistente frente a la crisis económica debido a su posición como una proteína animal versátil de bajo costo culturalmente aceptable en prácticamente todos los mercados.

Pese a esto último, el mercado mundial de esta carne bajará un 4% en 2020 hasta los 11,7 millones e t, bajando para los principales exportadores a excepción de Brasil. Como resultado, el comercio mundial de carne de pollo se contraerá el 1 por ciento en 2020 en comparación con el año pasado a pesar de las menores ganancias de Brasil y Estados Unidos. Aunque el par combinado representa el 60% del comercio mundial, sus ganancias de exportación serán superadas por los envíos más bajos deprimidos de otros exportadores líderes.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2020 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos