Sábado, 31 de octubre de 2020
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Cifran ya en 5.000 millones de dólares las perdidas del sector porcino estadounidense por la evolución de la COVID-19


De acuerdo con el Consejo Nacional de Productores de Cerdo (NPPC) de Estados Unidos, las pérdidas del sector ganadero de porcino atribuibles a la COVID-19 suman ya 5.000 millones de dólares. Ante esta situación, han pedido tanto al Gobierno estadounidense como al Congreso apoyo.

"Seguimos comprometidos a suministrar a los estadounidenses carne de cerdo estadounidense de alta calidad, pero enfrentamos una situación grave que amenaza los medios de vida de miles de familias de ganaderos", dijo el presidente de NPPC Howard "AV" Roth, un productor de carne de cerdo de Wauzeka, Wisconsin. “La acción inmediata es imprescindible, o muchas granjas de cerdos se hundirán ”.

La suspensión de las operaciones de una de las principales plantas cárnicas de porcino del país y el creciente ausentismo de los empleados debido a COVID-19 han exacerbado un desafío existente en la capacidad de las instalaciones debido a la escasez de mano de obra en las zonas rurales de América. Con una capacidad de procesado limitado, existe un excedente de cerdos, lo que hace que los valores de los mismos caigan. La pérdida del mercado del canal foodservice y la desaceleración relacionada con COVID en la mayoría de los mercados de exportación ha colapsado la demanda y abrumado el almacenamiento de la carne.

Dermot Hayes, economista de la Universidad Estatal de Iowa, y Steve Meyer, economista de la industria porcina de Kerns & Associates, estiman que los criadores de cerdos perderán casi 37 dólares por animal y casi 5.000 millones en conjunto para el resto del año. Antes de la crisis de COVID-19, y después de dos años difíciles, los criadores de cerdos generalmente esperaban un año rentable, y los analistas de la industria pronosticaron ganancias de aproximadamente 10 dólares por cerdo en promedio para 2020.

Roth agregó: “La industria porcina se basa en un sistema de inventario justo a tiempo. Los cerdos están en las  granjas sin ningún lugar a donde ir, dejando a los ganaderos con decisiones trágicas que tomar. Los productores de lácteos pueden volcar la leche. Los productores de frutas y verduras pueden volcar productos. Pero los criadores de cerdos no tienen dónde mover sus cerdos".

NPPC, en consulta con los criadores de cerdos en todo el país, identificó varias medidas que ha planteado con los responsables de las políticas federales, que incluyen:
  • Más de 1.000 millones de dólares en compras de carne de cerdo por el USDA para eliminar un suministro de carne respaldado, complementando los programas de los bancos de alimentos de la agencia que enfrentan una mayor demanda debido al aumento del desempleo. Estas compras deben incluir productos de carne de cerdo ya preparados y otros segmentos del mercado de servicios de alimentos.
  • Pagos directos equitativos a productores participantes sin restricciones de elegibilidad.

NPPC también está buscando una solución legislativa para los programas de préstamos de emergencia que han dejado atrás a los ganaderos. Aproximadamente 10,000 granjas familiares de cerdos están en peligro porque no tienen acceso al capital tan necesario que ofrece la Administración de Pequeñas Empresas. NPPC insta al Congreso a aumentar el límite de negocios ganaderos que sean elegibles para el programa de préstamos por desastre por lesiones económicas.  
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2020 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos