Sábado, 24 de octubre de 2020
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Los ganaderos de ovino encuentran en el Ramadán y los países musulmanes una salida para evitar los problemas por la COVID-19


En los dos primeros meses de 2020 el valor de la exportación de ganado ovino y caprino ha crecido en un 25%

La venta de corderos vivos para las semanas del Ramadán está siendo una de las salidas que están encontrando los ganaderos de ovino de carne de España ante el cese de la actividad por la COVID-19 en la restauración que es uno de los principales compradores de este tipo de carne.

Con la exportación a los países musulmanes se logra al menos que no haya tantos animales que lleguen a ser sacrificados en los próximos meses.

Esto ha motivado que desde los puertos del Mediterráneo como el de Cartagena o Tarragona se estén realizando envíos masivos hacia países como Arabia Saudí y se espera que en las próximas semanas se incorporen otros destinos como Libia, país que se ha convertido en el principal comprado del ovino vivo español.

En concreto, según los datos del ICEX-Estacom, en los dos primeros meses del año, las exportaciones de animales vivos de ovino y caprino han supuesto para España 17,18 millones de euros frente a los 13,65 millones de 2019, un 25% más.

El principal comprador de ovino y caprino español es Libia con unas compras por 7,21 millones de euros en enero-febrero, lejos de Jordania que es el segundo comprador con 5,14 millones de euros. El primero de la UE es Portugal, en tercera posición con algo más de 2 millones de euros.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2020 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos