Martes, 30 de noviembre de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La comprensión del consumidor sobre la indicación del origen de la carne en el etiquetado es baja


Según un estudio elaborado por la Comisión Europea

Las normas de la UE sobre la indicación obligatoria del país de origen de determinadas carnes han demostrado ser un dato importante para los consumidores a la vez que fiables. Estos son algunos de los hallazgos clave del estudio de apoyo a la evaluación sobre la indicación obligatoria del etiquetado del país de origen para ciertas carnes publicado por la Comisión Europea que pueden consultar en la sección Documentos de eurocarnedigital.

Este estudio de apoyo a la evaluación contribuye a una evaluación general del reglamento vigente para la indicación obligatoria del etiquetado del país de origen de determinadas carnes, que concluirá con la publicación de un informe de evaluación a principios de 2021.

El objetivo es evaluar si las normas sobre información alimentaria a los consumidores en lo que respecta al etiquetado de origen obligatorio para determinadas carnes son: eficaces, eficientes, coherentes, pertinentes y aportan valor añadido de la UE a la vista de sus objetivos, necesidades actuales del sector y cualquier problema nuevo que haya surgido desde la implementación.

Los consumidores consideran que el etiquetado del país de origen es información importante en el punto de compra. No hay duda en cuanto a la exactitud de la información de acuerdo con las definiciones del etiquetado, pero la comprensión de estas definiciones por parte del consumidor es baja y, por lo tanto, existen dudas sobre la interpretación del consumidor.

En particular, los consumidores no comprenden bien el término "Criados en ..." tal como se define en el artículo 5, a pesar de la amplia aceptación de la propia definición por parte de los consumidores. Como resultado de la comprensión a veces escasa por parte de los consumidores, no se puede concluir que la información pueda considerarse completamente precisa, clara y útil tal como la entienden en la práctica los consumidores y es posible que algunos consumidores sean engañados (inadvertidamente). Los consumidores perciben que el etiquetado de origen comunica atributos de credibilidad, como la seguridad y la calidad, por lo que se considera un indicador deficiente en el mercado único de la UE.

Se recomienda que se considere la realización o el apoyo de campañas de información para mejorar la comprensión del consumidor sobre el etiquetado de origen. Es posible que una campaña de este tipo deba centrarse en determinados Estados miembros y / o tipos de consumidores para maximizar su impacto. Cualquier campaña debe dejar en claro la igualdad de condiciones de la UE en términos de calidad y seguridad alimentaria.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos