Lunes, 19 de abril de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

MEAT2030 muestra los avances del sector cárnico en materia de sostenibilidad


El proyecto ofrece un servicio de asesoramiento a empresas en materia de visibilidad y comunicación

Este jueves 8 de abril ha tenido lugar el webinario “2021, el año de la sostenibilidad para la industria cárnica española” organizado por Meat2030, iniciativa de eurocarne junto con Imedes, el Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible. El mismo ha contado con la asistencia de más de ciento cincuenta personas.

El subdirector de Eurocarne Jesús Cruz ha hecho un breve repaso de las líneas generales en cuestión de sostenibilidad enfocadas al Horizonte 2030 y ha presentado el proyecto Meat2030, destinado a ayudar a las empresas a implantar, gestionar y comunicar sus acciones de adecuación en materia de sostenibilidad.

Ha inaugurado el evento Esperanza Orellana, directora general de Producciones y Mercados Agrarios del MAPA, quien, haciendo referencia al título del webinario, ha dicho que  “todos los años son los años de la sostenibilidad”. Ha hecho referencia también a que el propio concepto de “sostenibilidad” va evolucionando mucho a lo largo del tiempo, pero que no es nuevo y ha recordado que el sector viene trabajando en ello desde hace mucho. Orellana ha incidido en la necesidad de hacer frente a “iniciativas políticas que superan nuestras fronteras y las de la UE”.

En cuanto al sector de la ganadería, ha destacado que se enfrenta a nuevos retos, como el que tratamos en este webinario, debido al gran proceso de evolución que ha experimentado en muy poco tiempo.

Orellana ha aportado datos como el de que la ganadería supone el 45% de toda la actividad agraria y que crea 30 milllones de puestos de trabajo en EU, situándose España en la tercera posición en la UE en producción ganadera. La industria cárnica, ha añadido, es el cuarto sector industrial de España, y en él conviven pymes con grandes empresas, siendo un sector muy orientado al comercio exterior cuyas exportaciones representan el 18% del total de las exportaciones de bienes.

Respecto del reto de la sostenibilidad, ha dicho que “tiene que tenerlo presente cada empresa a la hora de tomar sus decisiones empresariales” y ha comentado que “en los últimos tiempos hemos asistido a una interprelación exagerada por parte de muchos medios o tertulianos que no son verdaderamente conocedores del sector sobre su impacto en el medio ambiente”.

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del MAPA ha hecho referencia al surgimieno del Green Deal o Pacto Verde europeo, dentro del que se encuentra la estrategia Farm to fork (o “De la granja a la mesa”), que trata de una sostenibilidad integral que tiene en cuenta por ejemplo el desperdicio alimentario, la seguridad alimentaria, la reducción del uso de antimicrobianos o la mejora del bienestar animal. Un catálogo de iniciativas a las que de momento, ha dicho, les falta el análisis de impacto. En este sentido, ha dicho, cada empresa tiene que hacer su propio análisis para ver cómo abordar ese proceso de transición hacia modelos más sostenibles que implican, entre otras cuestiones, la economía circular o la Sanidad One Health, y trabajar desde la innovación y el conocimiento. 

La primera de las ponentes ha sido Matilde Moro, directora gerente de Asoprovac, que ha situado en el año 2006 el punto de inflexión y preocupación sectorial en temas de sostenibilidad, ya que es cuando por primera vez se da una cifra de impacto de emisiones GEI del sector ganadero (18%).

Ha hablado también de la iniciativa europea para incorporar información ambiental al etiquetado y ha dicho que se trata de una medida de gran trascendencia porque sus consecuencias dependerán de cómo se calcule esa huella ambiental.

Desde Asoprovac, ha comentado, han puesto en marcha medidas específicas como la creación de una herramienta común para calcular las emisiones, la confección de un inventario de técnicas de mitigación, la sensibilización y formación a técnicos, socios y ganaderos, la creación de una base de datos y una referencia de tipos y sistemas de producción, planes de acción de reducción de emisiones de CO2, la creación de una red UE de ganaderos innovadores y la apuesta por una comunicación continua a la población.

La siguiente en hablar ha sido Montserrat García, directora de Calidad, Medioambiente e I+D+i de Incarlopsa quien ha dicho de que sus plantas están certificadas en materia de sostenibilidad, siendo pioneros en 2006 en  ISO 14.001 (2006).

Otras medidas de la compañía serían la sustitución de alumbrado exterior por tipo LED, la instalación de sistemas recuperadores de calor, sistemas de calentamiento de agua más eficientes, eficiencia energética en el proceso de jamón curado y la puesta en marcha de un frigorífico eficiente en la planta de Guijuelo con reducciones de consumo energético de hasta el 82% en pleno rendimiento.

Del mismo modo, ha destacado las acciones y objetivos en canto a perfil nutricional y envasado de sus productos, sin olvidar la política de reciclado, diferentes proyectos de I+D+i.

El tercer ponente ha sido Sergio Martín, responsable de Seguridad y Calidad Alimentaria de Anice, quien, respecto de la Estrategia de la Granja a la Mesa, ha dicho que si bien su objetivo principal es garantizar un sistema alimentario sostenible y saludable en la UE, “contiene algunos elementos preocupantes, tendentes a la promoción de la producción ecológica y la  desincentivación del consumo de carne, el endurecimiento de la normativa sobre etiquetado nutricional y perfiles nutricionales, la posibilidad de establecer impuestos sobre los alimentos ‘menos saludables’, además de una severa revisión de la legislación en materia de bienestar animal”.

Respecto de las acciones puestas en marcha desde la Asociación, Martín ha hecho referencia al ecodiseño y el reciclado de envases en la industria cárnica. En este sentido, ha puesto de relieve la “Guía para la elección sostenible de los envases de la industria cárnica”  elaborada junto a Ecoembes y cuyo objetivo es fomentar y promover el reciclaje de los envases y mejorar el diseño de estos para reducir su impacto ambiental. En cuanto a la reduccion de emisiones, ha hablado de la confección de dos documentos básicos como son el BREF de Alimentación y Bebidas, que recoge las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) para la mitigación del impacto ambiental en las industrias alimentarias, y el BREF de Mataderos y Subproductos, que recoge los datos de las instalaciones. Respecto de este último, ha dicho que España ha sido el país con más cuestionarios entregados a la Comisión Europea y que esto es muy positivo a la hora de posicionarse en las negociaciones.

En cuanto al uso de energía renovable, ha destacado el apoyo de Anice en la creación de gesinCarn, la primera Comercializadora de Electricidad para la Industria Cárnica Española. Martín ha incidido asimismo en la importancia de concienciar a las empresas en materia de sostenibilidad y se ha referido a una amplia difusión por parte de Anice de la herramienta eSIAB, una aplicación digital que permite conocer a las industrias, mediante la realización de un cuestionario online, el nivel de sostenibilidad integral que presenta su empresa.

María Sánchez, directora de Carnimad, ha comentado las acciones impulsadas en materia de reducción de bolsas de plástico en los negocios, “habiendo muchos establecimientos que aseguraban haber reducido hasta un 95%, sustituyéndola por otros formatos de entrega, como bolsas de papel”. En este sentido ha indicado que muchas personas ya van a comprar con su propio tupper y que ellos ayudan a informar del correcto uso de estos envases.

Sánchez ha destacado asimismo un convenio establecido con Ecoembes respecto de las tarifas de sus asociados y un certificado de adhesión. Ha hablado también de desperdicio alimentario y del acuerdo con Too Good To Go, “una App a través de la cual nuestros socios pueden contribuir a reducir el desperdicio alimentario, un problema que ya es la tercera fuente generadora de CO2. Too Good To Go pone diariamente a disposición del consumidor packs compuestos por el producto fresco que no hayan vendido ese día, a un precio más económico, y facilitando al usuario su adquisición, ya que este puede realizar la compra y el pago a través del móvil y recoger el pedido en tienda”. Ha destacado asimismo la importancia de las acciones en cuanto a sostenibilidad en el empleo, formación para el relevo generacional y protección frente a la despoblación del medio rural con sus consecuencias sobre la sostenibilidad.

El último en hablar ha sido Enrique Navarro, director y gerente de Imedes (Instituto Mediterráneo para para el Desarrollo Sostenible), comenzando por el concepto de sostenibilidad y su evolución. Ha comentado que esta “ha dejado de ser una opción para convertirse en la principal garantía de supervivencia”, ya que “aquella empresa que no sea sostenible dejará de ser viable”. 

Navarro ha lanzado preguntas sobre si es sostenible el sector cárnico y cómo pueden las empresas del sector cárnico español contribuir a los objetivos de sostenibilidad y ha tratado de responderlas, incidiendo en que “ser sostenible no es una obligación, es un compromiso”.

El director de Imedes ha insistido en la necesidad de una sostenibilidad integral que implica “trabajar de manera transversal a lo largo de toda la cadena” y ha hablado de información y desinformación, destacando la importancia de ser transparentes. “Hay que demostrar que ese envase es reciclado, que no acaba en un vertedero”, ha dicho, “nuestra asociación con eurocarne va en esta vía”.

Y para trabajar la sostenibilidad de manera integral , ha dicho, es necesario comenzar con un diagnóstico, que “permite tomar la fotografía de partida de la situación de la empresa individual, del subsector, de la interprofesional o del sector cárnico en su conjunto”.

Después, ha comentado, sería necesaria la puesta en marcha de un “plan de acción” que añade al diagnóstico las herramientas para favorecer el equilibrio social, económico y medioambiental de la empresa”, una hoja de ruta que “debe ser ambiciosa, pero real, factible de ejecutar”. En este sentido, el proyecto Meat2030, ha asegurado, “establece acciones y herramientas e identifica mecanismos de financiación”.

Navarro ha recordado además que en muchos casos el sector cárnico ya lo hace de manera continuada, pero no se le da visibilidad, y ha dicho que aunque muchas empresas no tengan la obligación de comunicar su Responsabilidad Social Corporativa (RSC), eso no significa que no sea importante realizar ese balance para cumplir los objetivos de sostenibilidad que queremos cumplir”

En este sentido “la RSC, aporta el ADN de la empresa en su hoja de ruta hacia la sostenibilidad y el retorno que la economía, las personas, la sociedad y el medio ambiente esperan de ella”, ha recalcado Navarro. Por tanto, es necesario “comunicar la sostenibilidad”. “De lo que no se habla no se conoce”, ha dicho.

Además, ha concluido, “sostenibilidad estratégica es identificar los recursos disponibles para la reconstrucción y la resiliencia europeas, como los Fondos Next Generation de la UE”. También aquí Meat2030 ayuda con “todas aquellas ayudas y subvenciones que hay ligadas al sector medioambiental, que actualmente están en el mercado, solo hay que identificarlas”. 
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos