Martes, 26 de octubre de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

La industria cárnica australiana trabaja en la impresión 3D de piezas para sus equipos de procesamiento de carne


La Australian Meat Processor Corporation (AMPC), junto con Markforged y Konica Minolta, están trabajando para establecer un modelo de servicio de fabricación aditiva (impresión 3D), para ayudar a los procesadores de carne de Australia a imprimir piezas de equipos, revolucionando el mantenimiento de equipos para ayudar a asegurar el suministro continuo de productos cárnicos.

La fabricación aditiva, también conocida como impresión 3D, existe desde hace aproximadamente una década; sin embargo, constantemente se descubren nuevos usos para la tecnología. Esto llevó a AMPC a investigar su potencial en las instalaciones de procesamiento de carne.

En un entorno de gran volumen como una planta de procesamiento, las piezas como los pernos y los rodillos pueden desgastarse o romperse. Como en cualquier industria, el tiempo es dinero, y si una pieza falla, el resultado es una pérdida de productividad y un costoso tiempo de inactividad hasta que la pieza se obtiene y se reemplaza. Con la impresión 3D, la industria puede beneficiarse del reemplazo, la creación y el refinamiento de piezas.

Chris Taylor, director ejecutivo de Australian Meat Processor Corporation, asegira que "los procesadores de carne dependen de una multitud de equipos, con múltiples componentes. Incluso la falla de un componente pequeño puede ser un ejercicio costoso. La capacidad de imprimir simplemente una pieza de repuesto podría reducir drásticamente el tiempo de inactividad y minimizar la necesidad de esperar las piezas, lo que reduce la posibilidad de que el suministro esté en riesgo". 

La colaboración entre la AMPC, Konica Minolta y MarkForged implica un programa multifacético de tres años para que estos beneficios se puedan obtener en las plantas de procesamiento de carne de Australia. El programa verá dos impresoras 3D industriales móviles no metálicas enviadas a plantas de procesamiento australianas. Se capacitará al personal de procesamiento para que los utilice, de modo que pueda evaluar si comprar una unidad permanente sería una buena inversión. Las unidades permanecerán en las plantas de cuatro a ocho semanas antes de rotar a otra planta. Estas unidades pueden crear prototipos pre-metálicos para evaluación, así como producir piezas no metálicas.

Como parte del programa, se instalará una unidad industrial 3D de impresión de metales (sistema metal X) en la ubicación de Konica Minolta en Sydney dedicada a la fabricación de piezas de procesamiento de carne. Los prototipos de plástico fabricados en cada ubicación de procesamiento se pueden enviar a este centro para fabricarlos con acero inoxidable y otros metales en tan solo 24 horas. Una biblioteca de base de datos de piezas de carne en 3D garantizará que todas las piezas tengan un control de calidad.

Matthew Hunter dijo: "Cuando se trata del procesamiento de carne, existen varios desafíos para el mantenimiento del equipo. Esto incluye el uso de equipos antiguos con disponibilidad limitada de repuestos y la necesidad de producir piezas personalizadas. La impresión 3D ayuda a abordar estos desafíos. la base de datos, las organizaciones miembros de AMPC tendrán acceso a la propiedad intelectual para agilizar y agilizar sus procesos de reparación".

Con la capacidad de realizar prototipos rápidos con impresión 3D y producir piezas 3D únicas, los procesadores de carne también podrán modificar equipos y/o componentes de equipos para satisfacer sus propias necesidades específicas mediante la realización de cambios en herramientas, accesorios, soportes y actuadores. Actualmente, muchas de estas modificaciones, personalizaciones y consolidaciones simplemente no se pueden realizar.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos