Miércoles, 27 de octubre de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Pronostican un fuerte incremento de la actividad cárnica en Uruguay de cara a 2022


El Departamento de Agricultura de EE.UU. acaba de lanzar su informe de previsiones sobre la producción y comercialización de carne de vacuno en Uruguay de cara a 2022.

De acuerdo con sus previsiones, la producción en 2022 alcanzaría las 615.000 t, el segundo volumen más alto que registra el país debido a la fuerte demanda de exportaciones. El nivel de sacrificios alcanzaría los 2,4 millones de animales, la cifra más alta en los últimos 16 años fruto de la inversión de los ganaderos en mejorar la genética y la alimentación, pero lo más importante, menores exportaciones de ganado de engorde en 2019 y 2020. que ahora está apareciendo en los niveles de sacrificio actuales y las previsiones de futuro.

Se pronostica que el peso promedio de la canal aumentará a 256 kg, un poco más del 1% más que el promedio de 2021, ya que se espera que se sacrifiquen menos hembras y los ganaderos opten por engordar más su ganado dados los muy buenos precios y ganancias.

Actualmente, las condiciones del mercado son muy positivas para el sector ganadero / vacuno uruguayo, con fuerte demanda externa, altos precios, buena oferta ganadera y buenos retornos en casi toda la cadena de valor. La mayoría de los participantes del mercado entrevistados para este informe se mostraron optimistas de que estas buenas condiciones se mantendrán en 2022.
 
El aumento incluye las limitaciones de exportación de Argentina, que ha brindado una buena oportunidad para exportaciones adicionales a la UE bajo la cuota de carne de vacuno de alta calidad (conocida en América del Sur como la Cuota 481), menores exportaciones de Australia y la expansión y apertura de nuevos mercados para Uruguay. carne de vacuno alimentada con cereales en China y Japón.

Durante enero-agosto de 2021 hubo 33 plantas de sacrificio operando en Uruguay. La planta más grande representó el 8,3% del sacrificio total, mientras que las tres más grandes representaron el 24% y las diez primeras casi el 70%. Hay dos grandes empresas cárnicas de propiedad brasileña que operan 7 plantas de sacrificio que juntas representan el 48% del sacrificio total.

El consumo de carne de vacuno en 2022 se pronostica en 160.000 t, más alto que en 2021, e impulsado principalmente por la venta de carne de vacuno para el sector hotelero, minorista e institucional. Uruguay ha logrado grandes avances en la minimización del impacto de la covid-19, ya que aproximadamente el 70% de su población ha sido completamente vacunada y el número actual de muertes es bajo en relación con la región.

A nivel nacional, la mitad de las ventas de carne vacuna se realiza en supermercados (de los cuales el 70% son grandes ciudades) y la otra mitad en carnicerías repartidas por todo el país. Sin embargo, una gran proporción de las ventas en los supermercados se realiza a través de una carnicería en la tienda y solo entre el 15 y el 20% de la carne se vende en bandejas preenvasadas de marca y/o envasadas al vacío. Las carnicerías normalmente reciben medias canales que luego se deshuesan en cada tienda. Los cortes más populares son la carne molida, los cortes redondos para la ternera empanizada y las costillas para las barbacoas de fin de semana.

A principios de 2021, el gobierno emitió tres reglamentos de implementación de la Ley de Transparencia Comercial y Seguridad Alimentaria, que otorga al Instituto Nacional de Carnes (INAC) la autoridad para regular las carnicerías con el doble objetivo de asegurar el acceso a carnes y subproductos cárnicos de aceptable calidad. cantidad y calidad. Antes, la regulación se realizaba a nivel de Departamento (estado). Los distribuidores de carne están trabajando para ampliar los puntos de venta en lugares como pequeños mercados y gasolineras.

En cuanto a las exportaciones de carne de vacuno, para 2022 se estima que Uruguay llegaría a 490.000 t debido a una fuerte demanda externa y a los problemas en algunos de los principales competidores como Argentina. Desde el USDA muestran preocupación por la fuerte dependencia que Uruguay tiene de las importaciones chinas que suponen casi el 70% de las ventas. El resto se envía normalmente a EE.UU., la UE y a Israel.

Aproximadamente el 70 por ciento de las exportaciones de Uruguay son carne deshuesada congelada, pero el sector continúa haciendo un gran esfuerzo en diferenciar su carne para obtener el precio unitario más alto posible. Los exportadores continúan enfocándose en la expansión de nichos de mercado como la carne de vacuno natural, orgánica, alimentada con pastos, kosher y alimentada con cereales.

Se espera que China continúe siendo el principal destino en 2022, exigiendo una amplia variedad de cortes, desde carne de vacuno con hueso congelada hasta cortes refrigerados de alto valor para la venta minorista. Los recortes congelados, la espinilla, el mandril y la cuchilla y los cortes redondos son los cortes más populares exportados.

Se prevé que la UE seguirá siendo un mercado muy importante en 2022, aunque su importancia ha ido disminuyendo en los últimos años. La mayoría de las exportaciones son cortes refrigerados que entran bajo dos cuotas, pero los cortes congelados también se exportan a pesar de pagar altos aranceles. Hasta diciembre de 2020, Uruguay era elegible para exportar 6.376 toneladas de cortes de carne de alta calidad bajo la cuota Hilton, pero con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la cuota se modificó a principios de 2021 a 5.606 toneladas para la UE y 770 toneladas para la UE. Uruguay normalmente llena toda su porción de la Cuota Hilton, pero en 2019-2020 solo llenó el 71%. Su resultado mejoró en 2020-2021. Uruguay también desempeña un papel importante en el suministro de una parte de la cuota de carne vacuna alimentada con cereales de alta calidad libre de impuestos (conocida en la región como la cuota 481) de 45.000 toneladas.

La mayor parte de esta cuota se asigna a EE.UU. En 2020-2021, el volumen disponible para otros proveedores (incluidos Argentina, Australia, Canadá y Nueva Zelanda) fue de 24.250 toneladas, de las cuales Uruguay cumplió cerca del 50%. La cuota elegible para otros países se redujo en 2021 de 26.500 toneladas a 22.000 toneladas y bajará aún más en 2022 a 19.600 toneladas. La cuota está disponible por orden de llegada.

También se espera que Israel continúe siendo un mercado importante para la carne vacuna uruguaya, pero no tan importante como lo fue en 2012-2017 cuando importó aproximadamente 20.000 toneladas de carne vacuna por año. En los últimos años, Paraguay, Argentina y Brasil han aumentado algo sus exportaciones a este mercado, mientras que Uruguay centró sus exportaciones principalmente a China y Estados Unidos. Las exportaciones de carne vacuna a Israel hasta mediados de 2021 fueron casi el doble de las del mismo período hace un año, que se vio afectado por la pandemia de COVID-19.

Israel muestra actualmente una renovada y fuerte demanda de carne vacuna que se refleja en compras más grandes en toda la región.

Brasil sigue siendo un mercado importante. Históricamente, Uruguay exportaba cortes de carne a la parte sur del país, pero ahora el producto se está moviendo hacia el norte, a los estados de San Pablo y Mina Gerais. La mayoría de las exportaciones se realizan en forma de cortes deshuesados ​​congelados, pero la gorra de rabadilla refrigerada de alta calidad y los cortes de tres puntas están adquiriendo cada vez más importancia.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos