Lunes, 6 de diciembre de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El proyecto SaBiO abre nuevos horizontes en materia de sostenibilidad y bienestar animal


Para el sector es imprescindible poner el foco de los trabajos presentes y futuros en seguir evolucionando poco a poco en los aspectos referidos al bienestar y la sanidad animal. Así lo exige la atención que el mercado presta a las condiciones en las que se crían los animales en ganaderías y también la necesidad que tienen todos los trabajadores que desarrollan su actividad en este sector de conseguir una mejora sanitaria que, sin lugar a dudas, tiene una repercusión positiva directa sobre la efectividad de las producciones.

Para conseguirlo, el Centro Tecnológico Agroalimentario (CICAP) y COVAP han estado trabajando con el apoyo de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, que apostó por él, en el proyecto SaBiO (Sanidad y Bienestar Animal desde el Origen), así como en cumplir con las actividades específicas descritas en su memoria desde el principio, acciones basadas en diagnósticos, monitorización, prevención y bioseguridad en las especies de aptitud cárnica con las que trabajan los socios de la Cooperativa.

Gracias a la implicación de trabajadores de los diferentes departamentos y de ganaderos de COVAP, durante la primera mitad del proyecto se recogieron periódicamente muestras en ganado ovino, porcino y bovino, a fin de conocer el estado sanitario real y actual de la cabaña ganadera. Durante la segunda mitad, se realizó el análisis de resultados, elaboración de antibiogramas y propuestas de mejora sanitaria.

Estas muestras fueron analizadas por CICAP y sus resultados han servido para tener una guía a partir de los diagnósticos de los principales patógenos circulantes y de su incidencia tanto a nivel de finca como de centros de engorde, ayudando de este modo a poner el foco del trabajo en las patologías realmente importantes.

La información ya está disponible para el socio, que puede ver los decomisos que han tenido sus animales, tanto en el portal ganadero de COVAP como en COVApps

El proyecto se ha centrado también en el diagnóstico de las lesiones y decomisos que encontramos en nuestro Centro Cárnico de Transformación (CCT) y que estos datos, bien recogidos y analizados, son información muy útil para los técnicos y ganaderos, que pueden valorar la sanidad de la granja con otra perspectiva. Para esto se han instalado en las líneas de faenado de vacuno y porcino unas tablets donde el veterinario oficial registra los decomisos que realiza y sus causas. Esta información ya está disponible para el socio, que puede ver los decomisos que han tenido sus animales, tanto en el portal ganadero de COVAP como en nuestra COVApps, directamente en el móvil.

Concluida esta primera etapa, queda ahora una importante tarea de vigilancia y análisis, viendo cómo evolucionan estos datos, qué se puede mejorar en el proceso y, sobre todo, cómo reducir y prevenir la aparición de enfermedades en nuestros ganaderos.

Asimismo, dentro del paquete de monitorización y digitalización del proyecto, además de las tablets se instalaron diferentes sensores para control de calidad medioambiental en el CCT. De esta forma es posible conocer el nivel real de gases presentes en corrales donde confluyen cada día cientos de animales de las diferentes especies que comercializa la Cooperativa y poner en marcha medidas correctoras automáticas adaptadas a la época del año y carga ganadera, cumpliendo todo el año las mejores condiciones ambientales para reducir el estrés de los animales y asegurar las condiciones de salubridad de los trabajadores en esta zona.

Todo esto se plantea siguiendo los pasos de unos sectores avícola y porcino intensivos en los que en la mente del ganadero está totalmente afianzada la importancia del control medioambiental durante la cría y engorde de los animales de producción con lo que se consiguen mejoras significativas en producciones y bienestar animal.

Siguiendo esta línea de trabajo y extrapolada a nuestro Centro de Tipificación de Ovino, ha quedado pendiente la instalación de estos mismos sensores. Permitirán de forma automática regular los niveles de gases recomendados a través del encendido y apagado de los sistemas de refrigeración y de subida y bajada de persianas en las instalaciones.

Desde estas líneas queremos aprovechar para dar las gracias al personal de todos los departamentos implicados y a los ganaderos que han participado en el proyecto, que sin duda ha tenido unos resultados muy satisfactorios, y ha abierto nuevos horizontes sobre los que hay que seguir estudiando y trabajando. 

Fuente: static.covap.es
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos