Domingo, 22 de mayo de 2022
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Noel Alimentaria pone en marcha una sala de despiece, envasado y congelación de carne de cerdo


Ha supuesto la inversión de 35 millones de euros y permitirá ampliar la producción de elaborados frescos en sus dependencias actuales

Acaba de iniciarse la actividad en las nueva sala de despiece, envasado y congelación de productos cárnicos frescos que Noel Alimentaria ha puesto en marcha. Cuenta con más de 16.000 metros cuadrados y se espera que esté a pleno rendimiento a comienzos de 2022. Situada en el polígono industrial Pla de Baix de Olot, ha supuesto la creación de 200 puestos de trabajo.

Noel Alimentaria ha invertido 35 millones de euros en estas nuevas instalaciones en las que se despiezarán canales de cerdo, se proceda a su envasado y posterior congelación. La actividad de fileteado y de producción de elaborados frescos se mantiene en las instalaciones de Noel en Olot ya en marcha en las que habrá más espacio al salir la actividad que ahora se realiza en la nueva planta.

De esta forma, Noel Alimentaria va a poder desarrollar referencias con mayor valor añadido y tener más control de la cadena de suministro. "Podremos seguir reforzando nuestra presencia en España, consolidarnos en los más de 66 países donde ya estamos presentes y valorar la entrada a nuevos territorios. Es un paso adelante que nos permitirá optimizar la producción y ser más competitivos en un mercado cada vez más exigente a nivel global. Además, sumado a nuestro proyecto de granjas propias, dispondremos de un control absoluto de la trazabilidad de la materia prima que se destina no solo a la producción de elaborados frescos, sino también a otras divisiones del grupo como la unidad de negocio de charcutería”, afirma el director general de Noel, Joan Boix.

La nueva planta tiene distribuida su superficie en dos niveles. La planta baja, que acoge, principalmente, la zona de producción y cuenta con sala de despiece, cámaras de canales y jamones, y muelles de expedición para productos frescos; obrador, cámara y almacén, para el envasado; y 5 túneles de congelación, cámaras de congelación con capacidad para 4.000 pallets, y muelles de expedición, para productos congelados. En la primera planta es donde se ubican las oficinas, y el resto de los espacios repartidos entre los dos niveles albergan el comedor para empleados, vestuarios y zonas de mantenimiento, entre otras instalaciones.

En su construcción se ha potenciado y priorizado la colaboración con proveedores locales, hecho que ha supuesto destinar de forma directa más de un 50% de la inversión total a empresas de la comarca de la Garrotxa.

Las nuevas instalaciones están equipadas con tecnología industrial 4.0 y cuentan con todas las medidas y protocolos necesarios para garantizar la máxima calidad y seguridad alimentaria de los productos. Se ha proyectado teniendo en cuenta el bienestar de los empleados. Concretamente, en las líneas de producción de la sala de despiece los puestos de trabajo son más espaciosos, ergonómicos y confortables, ya que disponen de plataformas regulables para adaptar la posición a la altura de las personas, cintas frontales de transporte de cajas para evitar rotaciones repetitivas del torso y unidades de tratamiento de aire (UTA’s) que renuevan el aire y distribuyen el frío de forma homogénea mediante mangas.

Otros ejemplos, son que el cien por cien de las carretas de transporte son pilotadas y con carenados de protección, o la habilitación de zonas comunes, como vestuarios y comedores, espaciosas, luminosas y equipadas también con UTA’s.

En total, se han destinado cerca de 2 millones de euros a equipamiento y medidas para favorecer el bienestar de las personas.

Finalmente, el diseño y la construcción de Noel Olot, así como la planificación de su actividad, también se han llevado a cabo con la voluntad de minimizar el impacto en el entorno. La compañía desarrolla toda su actividad en el marco de un Plan Estratégico de Sostenibilidad, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y, en este sentido, desde el inicio del proyecto, el nuevo edificio se ha planteado desde la óptica de la sostenibilidad.

En términos de eficiencia energética, se han instalado 4.974m2 de placas fotovoltaicas que generarán 983.446 kWh al año destinados a autoconsumo, detectores de presencia, sistemas de ventilación mecánica, se ha incrementado la capacidad de los intercambiadores de calor para reducir el salto térmico, se han instalado recuperadores de calor a la descarga de los compresores y, en la refrigeración del aceite con un depósito de acumulación de calor, las UTA’s cuentan con recuperadores de energía del aire renovado, se han habilitado sistemas de secado de cajas por centrifugación, iluminación de bajo consumo y equipos de máximo rendimiento energético.

Asimismo, se aplica un estricto control sobre el desperdicio del agua mediante sistemas generales de reducción del consumo, sistemas de descalcificación y estrictos protocolos internos de uso responsable; se ha diseñado un plan de gestión de residuos específico y, además, la planta dispone de cargadores de vehículos eléctricos y plazas de aparcamiento para bicicletas, para los empleados que se desplacen al trabajo en este medio de transporte.

Para la construcción de la fábrica se han priorizado materiales con etiqueta verde, reciclados y de proximidad. A nivel estético y operativo, los exteriores del edificio se han diseñado para conseguir la máxima integración en el entorno y el mínimo impacto visual, con un diseño basado en una composición de distintas volumetrías y degradados cromáticos en la mínima escala posible, buscando amabilidad constructiva, e integrando el conjunto en coherencia con la imagen unitaria de la marca y de sus demás centros productivos.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2022 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos