Domingo, 22 de mayo de 2022
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Promueven una marca de calidad para el Lechazo Asado de Aranda de Duero


Desde la Asociación Empresarial de Hostelería de Aranda de Duero y la Ribera están promoviendo su propia marca que reconoce el 'Lechazo Asado de Aranda de Duero' con la que buscan distinguir la materia prima, la forma de elaboración y su presentación al comensal.

La carne provendía de los lechazos de las razas churra, ojalada o castellana, nacidos y criados en las provincias de Burgos, Segovia, Palencia Soria o Valladolid, que cuenten con algún tipo de certificación de calidad de producto.

Se asarían cuartos de lechazo con un peso medio fresco de entre 1,2 y 1,3 kg tras haber sido sacrificados seis días antes. Solo se permite añadir agua y sal.

El asado se realizará en horno de tipo tradicional, con bóveda de ladrillo y arcilla refractarios y barro, y solera de ladrillo. Se utilizará leña de encina o roble (con ocho meses de secado mínimo) que permanecerán en el mismo espacio que el lechazo sin contacto directo entre ambos.

Los ‘cuartos’ se meterán en el horno en ‘tarteras’ tradicionales de barro o ‘Plato de asado al estilo Aranda’: circular, con alrededor de cinco centímetros de alto y un máximo de treinta centímetros de diámetro.

El ‘cuarto’ de lechazo asado será presentado entero y trinchado ante el comensal en una ‘tartera’ tradicional.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2022 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos