Sábado, 2 de julio de 2022
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

Un nuevo proyecto de I+D busca reducir la presencia de Campylobacter en aves


La bacteria Campylobacter es la causa de la gran mayoría de los casos registrados de enfermedades transmitidas por los alimentos en Europa. De hecho, la bacteria causó 246 571 casos registrados de enfermedades transmitidas por los alimentos en 2018, lo que equivale al 70 % de todos los casos registrados en Europa ese año.

Una herramienta importante para evitar que Campylobacter enferme a las personas es tener buenos datos sobre en qué parte de la cadena alimentaria está presente la bacteria. Un proyecto de investigación dirigido por el Instituto Nacional de Alimentos de la Universidad Técnica de Dinamarca ha desarrollado un nuevo método de prueba que cuadruplica la probabilidad de identificar parvadas de pollos con campylobacter positivo.

Poder identificar las parvadas positivas para Campylobacter antes de que lleguen al matadero es una gran ventaja, porque de esta manera se pueden sacrificar después de las parvadas negativas para evitar la contaminación cruzada a lo largo de la línea de producción.

Un nuevo método de prueba, desarrollado por investigadores del Instituto Nacional de Alimentos en asociación con colegas europeos, arroja resultados de prueba en solo dos horas. El método utiliza un tipo de mini aspiradora. Está equipado con un filtro especial, que recoge las bacterias en el gallinero. El filtro se analiza con una prueba de PCR, que aísla el ADN y determina si la bacteria Campylobacter está presente en la muestra y en qué cantidades. El método fue desarrollado como parte del proyecto de la UE Air-Sample.

Los investigadores han realizado pruebas de campo exhaustivas en cuatro estados miembros de la UE en el norte, sur, centro y oeste de Europa. Utilizaron parvadas de pollos noruegos como control negativo, ya que las heces de pollo de las parvadas noruegas normalmente son negativas para Campylobacter. Las pruebas no encontraron infecciones en Noruega.

Los resultados también muestran que la probabilidad de detectar Campylobacter en una parvada de pollos se ha cuadruplicado con el nuevo método. Es decir, hasta cuatro veces más parvadas de pollos muestran signos de presencia de Campylobacter cuando se usa el nuevo método en comparación con los métodos habituales anteriores.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2022 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos