Miércoles, 19 de junio de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- Internacional
La interprofesional francesa de porcino pide la subida de precios del ganado

Inaporc, la organización interprofesional del porcino de Francia, considera que las 10.000 explotaciones porcinas del país se encuentran en una situación dramática. El 10% de ellas se dirige al cierre en los próximos meses y esta proporción podría aumentar hasta el 30% según algunas estimaciones. El sector porcino atraviesa una crisis sin precedentes, de intensidad y duración inéditas. Los ganaderos no han alcanzado su punto de equilibrio ni una sola vez en los últimos doce meses: una situación histórica. El precio de los piensos para cerdos ha continuado su vertiginoso aumento del 25 % en un año, mientras que, al mismo tiempo, el precio de la carne de cerdo pagado a los ganaderos sólo aumenta muy lentamente. El diferencial entre el precio de los piensos y el de la carne de cerdo es negativo desde hace un año. Además, el precio de compra de la carne de cerdo se ha estabilizado desde mediados de abril, en 1,85 euros/kg, mientras que el coste de producción se prevé que supere los 2 euros/kg.

Así, mientras los ganaderos se han beneficiado por primera vez en su historia de las ayudas de los poderes públicos, la situación sigue deteriorándose. De hecho, este apoyo excepcional pretendía compensar parte de sus pérdidas en el primer semestre de 2022, con la esperanza de que los precios volvieran a repuntar esta primavera, mientras que la situación sigue empeorando en la actualidad. La guerra de Ucrania acelera el aumento del coste de los piensos y la peste porcina africana (PPA) en Alemania e Italia provoca un estancamiento, o incluso un descenso, de los precios de los cerdos europeos debido a las existencias acumuladas por la paralización de las exportaciones.

A partir de ahora, según Inaporc, sólo un rápido aumento de los precios pagados a los ganaderos podrá limitar las dramáticas consecuencias de este efecto tijera en la industria porcina francesa. "Aunque Francia produce el 106% de su consumo de carne de cerdo, la soberanía alimentaria del país en este ámbito está en juego", aseguran.

Al mismo tiempo, las empresas de la fase posterior (mataderos y empresas de transformación) sufren el aumento de los costes de los insumos (energía, envasado, mano de obra, etc.). La profesión está muy preocupada por el futuro de muchas empresas de transformación si no se aumentan los precios de venta.

Para finalizar, Inaporc constata que la situación es urgente, ya que se trata de seguir ofreciendo carne de cerdo francesa a los consumidores cuando éstos se ven obligados a tomar decisiones alimentarias debido a la inflación. De hecho, incluso con un aumento de los precios, la carne de cerdo seguirá siendo la más accesible del mercado y desempeñará su papel para garantizar una dieta equilibrada a los consumidores en un contexto de presupuestos ajustados.
Más noticias - Internacional
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos