Domingo, 26 de junio de 2022
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

El VII Foro Interporc muestra la importancia que la buena comunicación tiene para el sector porcino


Interporc ha celebrado la séptima edición de su Foro Porcino que en esta ocasión ha estado centrado en la necesidad de realizar una buena comunicación para mostrar lo que ofrece al resto de la sociedad. El lema en esta ocasión ha sido "Enamorando al consumidor". Al evento han acudido responsables de asociaciones ganaderas y organizaciones ganaderas, además de representantes de la administración junto a un grupo de empresarios.

La inauguración y bienvenida corrió a cargo del director de Industrias Alimentarias del MAPA, José Miguel Herrero, que habló sobre la relevancia de la buena comunicación y para ello citó la campaña "El país más rico del mundo" que han pusto en marcha recientemente.

El director de Interporc, Alberto Herranz, detalló a continuación los distintos temas que se han abordado en el foro. También ha mencionado la evolución que los spots televisivos de la interprofesional han ido teniendo desde que comenzara su labor promocional en 2013. Considera que esta edición del foro también es el foro del reencuentro tras la pandemia, la ocasión de volver a reunir a todo el sector. Considera que es importante conocer bien a los consumidores y enamorarlos: no es lo que se comunica sino cómo se comunica y qué se hace sentir al redeptor de nuestros mensajes. Apuesta por basar la comunicación en la ciencia.

Andy Stalman, experto en comunicación de Totem Branding, explicó que la sociedad está empujando a las marcas, a las empresas, a que hagan más, a que tengan una dimensión social. Hay más esperanzas depositadas en las empresas para que cambie el mundo que en los gobiernos, señaló. Si hay empresas mejores, la sociedad mejora y el mundo mejora. Se buscan marcas que tengan valores tales como coherencia, confianza, honestidad y transparencia. Y estos valores tienen que ser vividos y defendidos por todo el personal de la empresa. Por todo ello, un mundo mejor comienza con mejores marcas. Recordó que las empresas que no han recortado en marketing y comunicación, en generar marca, son las que mejor salen de todas las crisis.

Acabó su intervención recordando que las marcas deben colocar las personas en el centro, analizar cuál es su propósito, tener beneficio y ser respetuosas con el planeta. Concluyó señalando que todo puede estar digitalizado y automatizado menos la emoción y por eso será importante seguir enamorando al consumidor, aseguró.

Siguió la intervención de José Miguel Velasco, experto en comunicación y profesor de la Universidad de Nebrija para hablar sobre las nuevas fronteras de la comunicación. Señaló que el relato es lo que hoy en día importa más a los consumidores y que esté protagonizado por empresas de las que se puedan sentir orgullosos, que tengan reputación. Apuntó que hay que cumplir las promesas porque si no, se genera descrédito y se pierde reputación. Señaló que los consumidores quieren que las empresas se mojen en torno a temas sociales como, por ejemplo, la invasión de Ucrania, pese a que no tengan intereses en este país. Esto se debe a que si las empresas se mojan, ganan en reputación. Por ello, se busca que los CEOs sean agentes de cambio social.

Habló sobre el ministro Garzón y sus declaraciones en torno a la industria cárnica. Dijo que el ministro equivocó su mensaje, pero si que hizo bien al abrir ese debate y liderarlo.

Finalizó con el tema de la sostenibilidad y destacó que es algo en lo que hoy en día está todo el mundo trabajando y que forma parte de las estrategias empresariales. Un ejemplo es el cambio climático: hay fondos de inversión que no entran en empresas que no tengan planes concretos respecto a estos temas.

Fernando Prado, socio y director de Reputation Lab, centró su intervención en mostrar cómo la reputación de una empresa ayuda a sus resultados económicos. La reputación son sentimientos. Estos condicionan la forma de actuar de los consumidores y otros grupos de interés, teniendo un impacto económico tangible. Si sube la confianza y reputación de una compañía, crece el interés de los grupos económicos por invertir en una compañía y, por tanto, mejorarán sus resultados. Ante el riesgo reputacional, aseguró que hay que identificar eventos de riesgo, analizar su nivel de impacto, priorizar los más relevantes y desarrollar planes de mitigación.

Sobre la carne de cerdo, consideró que vemos que hay polémica, sobre todo con las explotaciones ganaderas intensivas. Pero, cuál es la percepción que tiene el consumidor sobre el sector porcino? Aseguró que la percepción es distinta en cuanto a los elaborados y platos cárnicos. Por tanto, afirmó que hay que trabajar en gestión de la realidad y comunicación de lo que se hace en el sector.



Siguió la mesa redonda sobre fake news y lucha contra los falsos mitos. José Manuel Mulet, catedrático de la UPV, aseguró que uno de los principales peligros es que se fije el relato de que comer carne es "lo peor de lo peor". Estamos a tiempo de cambiarlo, según aseguró, y para ello hay que comunicar mucho y bien, "contarlo tú antes que lo cuente el otro".
José Ignacio Falces, director de Agronews Castilla y León, coincide con él y añadió que hay que contar toda la historia hasta que el producto llega a las cocinas.

Elisa Plumed, presidenta de la Asociación de Perodistas Agroalimentarios de España, aseguró que los bulos preocupan al sector y hay que comunicar, contar y formar. Formar tanto a los consumidores como a los periodistas que informan sobre estos temas. Aseguró que otro problema es quién tiene que comunicar: la administración, las interprofesionales? Por tanto, invertir en comunicación es muy importante.

El doctor Antonio Escribano apuntó que no hay que enamorar al consumidor ya que el propio sector nos ofrece lo que necesitamos. Pidió pensar qué pasa si no tuviéramos la proteína animal: sufriríamos muchos problemas. Lo importante es la salud y hay que "dejar de enamorar al consumidor" y tener cuenta cuestiones vitales como los aspectos nutricionales que nos aporta la carne de cerdo que son vitales para nuestro día a día. Señaló que en torno a todo est hay una gran cobardía.

Mulet mostró el papel que tienen las redes sociales y cómo se está imponiendo un veganismo de postureo. Muchos dicen ser veganos, pero no lo son.

José Ignacio Falces, de Agronews Castilla y León, aseguró que hay que contar y comunicar mucho frente a los grupos de poder que están atacando al sector. Hay que estar en los medios, informar de lo bueno que se hace.

Elisa Plumed volvió a intervenir para señalar que hay que escuchar a la sociedad también, ver a quién tenemos en frente y conocer sus necesidades o qué son capaces de entender. "Hay endogamia en el sector y hay que contar nuestros temas agente de fuera de nuestros sectores", aseguró. Apuntó que necesario que es abrir el sector también a los medios: permitir visitas a granjas, por ejemplo. Son necesarias estrategias integradas de comunicación y huir de las estrategias reactivas.

Siguió la ponencia de Ramiro Sueiro, de Gestazión, que habló sobre las posibilidades tiene el sector cárnico en el mundo digital. Primero de todo hay que tener datos sobre los receptores a quienes queremos enviar nuestros mensajes y gestionarlos. Para ello hay numerosas herramientas con las que perfilar las audiencias. Luego llega el momento de tener algo qué comunicar: es la parte del storytelling: hay que tener historias que contar. Con estas historias podemos convencer. Por ello hay que adaptar los mensajes a otras muchas cosas como salud, ocio, cultura, estilo de vida, etc. Después del storytelling llegaría la automatización que es una realidad en el mundo del marketing. Se trata de herramientas que permiten optimizar y rentabilizar la actividad.

Manuel García, presidente de Interporc, siguió en el turno de intervenciones y aseguró en torno a la comunicación que se tiene que centrar en torno a los sentimientos: "sentimos orgullo de pertenencia a este sector y tenemos que transmitirlo". Otra cosa a comunicar es la realidad del sector: "hacemos las cosas muy bien pero tal vez no sabemos transmitirlo". Apuntó que el sector cárnico-ganadero es el más relevane dentro de la industria agroalimentaria.

Clausuró el acto el ministro de Agricultura, Luis Planas, que coincidió con el presidente de Interporc en la relevancia que tiene el sector porcino para el conjunto de la industria agroalimentaria. "El consumidor puede estar orgulloso del producto que consume por todo lo que hay detrás de él", aseguró. Aseguró que el MAPA está satisfecho del trabajo con Interporc porque su actuación está alineada con la Ley de la Cadena Alimentaria. Aportó datos tales como que hay 50.400 explotaciones ganaderas de porcino y hoy en día España es el tercer país productor mundial tras China y EEUU y primero a nivel europeo. 

Recordó como la sanidad animal en España es de estándares altos por lo que nuestros productos son atractivos para muchos países. Señaló retos y oportunidades tales como: producir de forma sostenible para ser respetuosos con el planeta, pero esa sostenibilidad tiene que ser rentable para los productores y empresarios; entrada de jóvenes y de la mujer a la actividad agroganadera; apuesta por la innovación y la digitalización. Respecto a la comunicación, Planas aseguró que más que decir "hay que hacer y esto está llevando al crecimiento del sector que actualmente estamos viendo".

El ministro tuvo también unas palabras para la necesaria vigilancia en torno a la peste porcina africana que actualmente se está extendiendo por otros países europeos.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2022 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos