Martes, 25 de junio de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- España
Nuevo brote de viruela ovina en Alcázar de San Juan

Los Servicios Veterinarios Oficiales (SVO) han detectado un nuevo foco de la enfermedad en una explotación de ovino en la provincia de Ciudad Real, en el municipio de Alcázar de San Juan, en una granja de ovino de leche con 1.216 ovejas, situada en la zona de restricción por VOC al encontrarse a 1.000 metros de distancia del último foco notificado de enfermedad el pasado 8 de febrero (foco 2023/3).

Dentro del programa reforzado de vigilancia de VOC, la explotación fue sometida a inspección clínica y toma de muestras de hisopos salivales, sin que se detectaran síntomas clínicos compatibles con la enfermedad, pero obteniéndose el 17 de marzo resultados no concluyentes por PCR en el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) del MAPA en Algete (Madrid), Laboratorio Nacional de Referencia para la enfermedad en España. A consecuencia de ello, se procedió a realizar nueva visita oficial a la explotación el día 20 de marzo, durante la que se detectaron lesiones compatibles en cuatro animales, realizándose una nueva toma de muestras oficiales de hisopos salivales, en las que finalmente se ha confirmado la presencia del virus.

Al ya encontrarse en la zona de restricción previamente establecida, esta explotación no tenía movimientos de entrada de animales en los últimos 2 meses, y los únicos movimientos de salida tuvieron como destino un matadero situado dentro de la misma zona de restricción. Se están investigando posibles relaciones epidemiológicas con focos anteriores, sin que hasta el momento se hayan detectado vínculos por medio de vehículos o trabajadores.

Se trata del foco número 14 de la enfermedad en Castilla-La Mancha, con 12 focos en la provincia de Cuenca y 2 en la de Ciudad Real. Todos los focos se consideran cerrados excepto los dos últimos focos notificados en Cuenca en las localidades de La Alberca de Záncara y el de Tébar y los dos últimos de Ciudad Real en los que se mantiene la correspondiente zona de protección y vigilancia a su alrededor.

La viruela ovina y caprina es una enfermedad no zoonótica que afecta exclusivamente a estas especies, sin que en ningún caso pueda transmitirse al ser humano, ni por contacto directo con los animales, ni a través de la manipulación y/o consumo de productos derivados de los mismos.

Se recuerda asimismo la importancia de aplicar en todo el territorio nacional unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de ovino y caprino, así como en el transporte animal, y de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la eventual entrada de la enfermedad en otras explotaciones, para lo que resulta crucial la comunicación inmediata a los SVO cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en las explotaciones de ovino y caprino del país.
Más noticias - España
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos