Martes, 16 de julio de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- Internacional
Los Estados miembros de la UE aplican de forma desigual las normas sobre transporte animal según el Tribunal de Cuentas Europeo

La producción ganadera no se distribuye uniformemente entre los países y regiones de la UE y las explotaciones tienden a especializarse en una especie o etapa de producción. Además, existe una tendencia a reducir el número y aumentar el tamaño de las explotaciones y los mataderos. En este contexto, el objetivo de los ganaderos y productores de carne es reducir al mínimo los costes de producción y sacrificio, maximizar los ingresos y optimizar las economías de escala explotando las diferencias de costes entre los Estados miembros. Estos factores incentivan el transporte de animales, en particular cuando los costes del transporte representan una pequeña fracción del precio de la carne al por menor.

"El transporte de animales vivos a grandes distancias puede tener consecuencias perjudiciales para su bienestar", señala Eva Lindström, Miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable del análisis. "Los Estados miembros no aplican uniformemente la legislación de la UE sobre transporte de animales, y existe el riesgo de que los transportistas aprovechen los vacíos legales derivados de los distintos sistemas de sanciones nacionales".

Puede ocurrir que los transportistas elijan una ruta más larga para evitar pasar por países con una aplicación más estricta de las normas de la UE y con sanciones más duras. Incumplir las normas también puede beneficiar económicamente a los productores, por ejemplo, en el transporte de animales no aptos, puesto que los países generalmente no imponen sanciones disuasorias.

Los auditores destacan que el impacto negativo del transporte sobre el bienestar animal podría mitigarse si se reduce el número y la duración de los viajes, y se mejoran las condiciones de los animales durante el transporte. No obstante, también indican algunas alternativas al transporte de animales vivos. En algunos casos, acercar el sacrificio al lugar de producción podría suponer una solución: utilizar mataderos locales y móviles eliminaría la necesidad del transporte de animales en algunos casos y sería más respetuoso con el medio ambiente.

Los consumidores también desempeñan un papel importante para impulsar cambios: una encuesta muestra que algunos están dispuestos a pagar más por la carne, pero solo si reciben información sobre el bienestar animal. Los auditores afirman que ofrecer a los consumidores mejor información les ayudaría a adoptar decisiones de compra informadas. Esto podría lograrse mediante un sistema de etiquetado del bienestar animal de la UE, que proporcionaría más transparencia y armonizaría el etiquetado de la carne en todo el bloque.

Por último, las nuevas normas podrían representar una oportunidad para fomentar cambios estructurales y avanzar hacia un suministro alimentario más sostenible mediante incentivos a los productores y a los consumidores para fomentar un comportamiento sostenible. Los responsables políticos de la UE podrían estudiar la posibilidad de incorporar el precio del sufrimiento animal en los costes del transporte y el precio de la carne.

Los datos sobre el transporte de animales vivos en la UE están fragmentados y la Comisión Europea no dispone de una visión completa y centralizada. Los auditores afirman que los avances informáticos y tecnológicos podrían aprovecharse mejor en este ámbito. Por ejemplo, un sistema informático de la UE para rastrear todos los viajes de animales vivos podría ayudar a centralizar datos y las cámaras y sensores podrían monitorizar los movimientos de los animales y medir el bienestar animal.

Según los datos disponibles, el 63 % del transporte de animales entre 2017 y 2021 consistió en viajes cortos de hasta 8 horas, seguidos por viajes largos (33 %) y viajes muy largos de más de 24 horas (4 %). En los últimos años, los ciudadanos de la UE están cada vez más preocupados por el bienestar animal. 

Las ONG han señalado las malas condiciones que pueden soportar los animales durante el transporte, y el Parlamento Europeo ha creado una comisión de investigación sobre protección de los animales durante el transporte. La política agrícola común de la UE no se ha centrado hasta la fecha en el bienestar animal durante el transporte. La Comisión tiene previsto proponer unas normas revisadas sobre bienestar animal antes del final del año.

El informe Transporte de animales vivos en la UE: retos y oportunidadess del Tribunal está disponible en el sitio web del Tribunal de Cuentas Europeo eca.europa.eu.

El análisis ofrece un cuadro de datos interactivo, a través del cual los medios, los investigadores y el público en general pueden comparar distintos países, animales y el valor económico de los movimientos.
Más noticias - Internacional
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos