Lunes, 26 de febrero de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- Internacional
Destacan en EE.UU. los esfuerzos de la industria del pollo para reducir el desperdicio de alimentos 

El Consejo Nacional del Pollo (NCC) de Estados Unidos han trasladado a la Agencia de Protección Ambiental los esfuerzos y las muchas maneras en que los productores de pollo reducen el desperdicio de alimentos, reciclan subproductos y utilizan productos que de otro modo estarían destinados a los vertederos. 

En sus comentarios, el NCC hizo hincapié en varios puntos y áreas importantes para mejorar la Estrategia Nacional, entre los que se incluyen:
  • El uso de subproductos. Un ejemplo perfecto de cómo minimizar el desperdicio de alimentos es el uso de varios subproductos en la alimentación de los pollos, como harina de panadería, proteínas/grasas animales, granos secos de destilería con solubles (DDGS) y harina de cacahuete. Por naturaleza, los pollos son excelentes para el upcycling, ya que pueden digerir fácilmente estos subproductos que de otro modo se desperdiciarían y convertirlos en proteínas para obtener energía.
  • Transformación. La transformación de subproductos cárnicos y avícolas en productos reutilizables y ricos en nutrientes para el consumo del ganado y los animales domésticos, o en fertilizantes orgánicos, se realiza a alta temperatura y presión. Las instalaciones de procesamiento de aves de corral de todo EE.UU. utilizan instalaciones de reciclaje de subproductos para procesar las partes no comestibles del ave o aquellas partes que no cumplen las normas para el consumo humano. Uno de los subproductos más comunes de la industria avícola es la harina de plumas. Las plumas se recogen en las plantas de procesado, se trituran, se secan y se convierten en un fertilizante orgánico de liberación lenta o en un aditivo alimentario para el ganado.
  • Automatización y transporte. Los avances tecnológicos en las plantas de procesado de aves de corral han reducido en gran medida el desperdicio de alimentos. Las tecnologías automatizadas ayudan a garantizar que el pollo se corta en partes con mayor precisión, minimizando así los cortes erróneos, las degradaciones y los productos que pueden enviarse al desolladero. Estas tecnologías han mejorado enormemente el rendimiento, garantizando que se extraiga más carne del hueso y entre en el suministro de alimentos. A medida que se desarrolle la inteligencia artificial y se perfeccionen las tecnologías, la industria seguirá reduciendo al mínimo el desperdicio de alimentos en la producción de pollo, garantizando que se aproveche todo el ave y que se desperdicie poco. 
Desafortunadamente, varias políticas reguladoras actuales y pendientes contribuyen o contribuirían al desperdicio de alimentos en la industria del pollo, y el NCC insta a la FDA y al USDA a reevaluar estas políticas.
Más noticias - Internacional
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos