Miércoles, 19 de junio de 2024
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

- Internacional
La EFSA apuesta por la estrategia One Health en la prevención contra la gripe aviar

La Autoridad Europea para la Sanidad Alimentaria, EFSA, ha querido recordar en un reciente comunicado que el virus de la gripe aviar sigue propagándose en la Unión Europea y fuera de ella, causando una elevada mortalidad en aves silvestres, contagios a mamíferos silvestres y domésticos y brotes en granjas.

Ante esto, un informe científico de la EFSA y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) ha evaluado los factores de riesgo de una posible pandemia de gripe y las medidas de mitigación correspondientes.

Impulsores de la evolución vírica
Los expertos han identificado ciertas especies de animales de peletería de granja (por ejemplo, visones o zorros), muy susceptibles a los virus de la gripe, como posibles impulsores de la propagación.

Aunque aún no se ha confirmado la transmisión de mamífero a mamífero, los mamíferos salvajes podrían actuar como huéspedes puente entre las aves silvestres, los animales domésticos y los seres humanos. Los animales de compañía, como los gatos, que viven en los hogares y tienen acceso al exterior también pueden ser un vehículo potencial de transmisión. La cría en zonas ricas en aves acuáticas con producción al aire libre y/o una bioseguridad deficiente puede facilitar la introducción del virus en las granjas y su posterior propagación.

Además, los fenómenos meteorológicos extremos y el cambio climático desempeñan un papel adicional en la evolución de la situación, ya que pueden afectar a la ecología y la demografía de las aves silvestres e influir así en la forma en que la enfermedad se desarrolla con el tiempo, según los expertos.

Reducción del riesgo
Las autoridades de distintos ámbitos deben colaborar con la perspectiva One Health para limitar la exposición de los mamíferos, incluidos los humanos, a los virus de la gripe aviar. Debe reforzarse la vigilancia animal y humana, junto con el análisis genómico y el intercambio de datos de secuencias. En las granjas, debe reforzarse la bioseguridad para evitar que los animales entren en contacto con la infección y la propaguen.

Próximos pasos
A finales de año, la EFSA y el ECDC publicarán un dictamen científico en el que se evaluará cómo podría desarrollarse una posible pandemia de gripe, con orientaciones para que los gestores de riesgos reduzcan el riesgo para la salud humana.
Más noticias - Internacional
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2024 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos